Significado de la palabra homosexual

“El poder no es una forma concreta de opresión, represión y control instantáneo, caso por caso. El poder que gobierna el sistema social es un tejido de micro-discriminaciones, micro-insultos, micro-explotaciones, micro-racismos que se engarzan unos con otros hasta hacerse un todo sólido y compacto que parece que nos aplasta desde arriba, desde alguna instancia anónima controlada por fuerzas ocultas”. Sigue leyendo

Anuncios

La creación de la palabra “Homosexualidad”.

Marqués de Sade clasifica las contra naturas en 4 pasiones que ha desarrollado el hombre hasta el siglo XIX: Pasiones simples, complejas, criminales y asesinas donde: las simples violentan las edades con la pederastia; las complejas violentan los lazos de sangre con el incesto; las criminales entran las violaciones, homosexualidades, zoofilias; las asesinas embarcan todo el masoquismo, tortura e inquisición, asesinato sexual, necrofilia y cortadura del alma. Pasolini los define como El círculo de las Manías, El círculo de la Mierda y El círculo de la Sangre. Estos colores (blanco, rojo y negro) no están separados de nuestra sexualidad, nuestros ritos sociales, ritos de paso, son bases en la cual fundamentamos todos los procesos vitales de la vida entre lo llamado “bueno y malo, legal o ilegal”, son las primeras raíces en las cuales todos los cuerpos mutan. “Los colores son concebidos como si se tratara de ríos de poderoso flujo, que toman su fuente en el dios supremo y penetran todo el mundo de los fenómenos sensibles con sus cualidades específicas”. Sigue leyendo

La Heteromáquina y el poder de los privilegiados

Durante años, los hombres lucharon por encontrar la cura a la homosexualidad con rotundos fracasos. No importaba que técnica, sustancia o rito se usara, ninguno era capaz de lograr una reversión. Con el fin de promover una cura, algunos científicos optaron por la transición del cuerpo. “Sí su alma se aferra a amar a su igual, entonces vamos a convertirlo en su contrario”. Pero el transexual seguía siendo corrupto al ser incompleto y no amar a su contrario, entonces, la heterosexualidad sufrió una melancolía del olvido. Sigue leyendo

Hacia una etimología de la palabra Homosexualidad

9331468.jpg

(Todas las imágenes son recuperadas de Google Imágenes). Eco y Narciso, pintura de John William Waterhouse(1903).

La etimología es la raíz más antigua y pura, figura infantil ontológica sin corrupción. “La palabra homosexual es un híbrido del griego homós (que en realidad significa «igual» y no deriva, como podría creerse, del sustantivo latino homo, «hombre») y del adjetivo latino sexualis, lo que sugiere un interés y una conducta sentimental y/o sexual entre personas del mismo sexo”.[1] Su contrario, Heterosexual tiene la raíz Héteros que significa Diferente, cabe mencionar que la palabra Homo en latín tiene otro nivel de origen titulado Humus que significa Tierra.

La etimología homosexual cuenta con un alto grado de otredad, una nueva apreciación como proceso de identidad, externos de todo; mirarse a un espejo y convertirlo en una extensión propia del cuerpo, reconocerse fuera de los límites de la realidad; despojarnos del cuerpo para ver la verdad que está en nuestros rostros. El mito de Narciso representa aquel encuentro etimológico, pero su relato cuenta con diferentes versiones (las más representativas son 3: griega, helénica y romana).

Narciso es hijo del Río Céfiso y de la ninfa Liriope. Su madre preocupada por Narciso decide consultar al vidente Tiresias. El vidente predice que narciso vivirá hasta una edad avanzada siempre y cuando no conozca su rostro. Con el paso de los años su belleza fue desarrollándose hasta alcanzar un grado de atracción entre hombres y mujeres. El atractivo del joven efebo era desconocido por sus propios ojos, las historias se desarrollan en partida a sus 16 años.[2] En la versión griega[3] conoce a la ninfa Eco[4]:

Narciso se separa del grupo y en medio del bosque pregunta «¿Hay alguien aquí?», Eco respondió: «Aquí, aquí». Incapaz de verla oculta entre los árboles, Narciso le gritó: «¡Ven!». Después de responder: «Ven», Eco salió de entre los árboles con los brazos abiertos. Narciso cruelmente se negó a aceptar su amor, por lo que la ninfa, desolada, se ocultó en una cueva y allí se consumió hasta que sólo quedó su voz.

210px-Costanzi_narcissus_and_echo.jpg

Eco y Narciso, pintura de Placido Costanzi.

   En la búsqueda de variaciones sobre el mito, Eco pide ayuda a los animales para atraer a Narciso y entablar la comunicación, pero el joven al darse cuenta de la situación se burla y la rechaza. La diosa Némesis le juega una venganza a Narciso.

En la versión Helénica[5] Narciso presenta el desprecio en otra variante. Su relación con su amigo Ameinias comienza cuando el joven descubre el amor de su compañero. Ameinias lo lleva a lo profundo del bosque en un día de caza donde confiesa su amor a Narciso con un beso (es el único que logra besar a Narciso). La reacción de esté fue aplastadora. Por un lado, Narciso pierde contacto provocando que Ameinias se suicide frente a la puerta de su casa, donde antes de morir es detenido por la diosa Némesis que resguarda sus plegarias, ella le dice: «¡No seas cobarde, Ameinias! ¡Y afronta el olvido como un hombre!» El joven no puede y se despoja de su propia vida con una daga. Némesis solo puede igualar el mismo dolor del desamor, por eso no pudo detener la muerte de su orador.

Michelangelo_Caravaggio_065.jpg

Óleo en lienzo atribuido en 1913 a Caravaggio, pero de autoría incierta: Narciso en la fuente (Narciso al fonte, 1595 – 1600).

Otra variante es que Narciso le envía una daga respondiendo al terrible rechazo, provocando el suicidio de Ameinias. Algunos portales web, modifican el sexo de Ameinias de masculino a femenino, pero la historia apunta a un hombre.

La versión romana es similar a la griega (la introducción del mito es la versión romana y asume la cuestión vanidosa de Narciso), pero es la más importante debido a que las variaciones del castigo presentan escenarios distintos. La diosa de la venganza Némesis le enseña el trago amargo del desamor.  En la mitológica griega alude a una fuente, la versión helénica alude a un estanque, la versión romana habla de un arroyo o un río donde Narciso se mira en el reflejo del agua y se enamora hasta el punto de perder la cordura, arrojándose al agua perdiendo la vida, envolviéndose en locura y suicidio, perforado por la daga de Ameinias por parte de Némesis… Los ojos que todo lo miran, lo que no comprenden se aborda con suma fascinación o terror hacen pensar en 3 versiones del enamoramiento de Narciso, es decir, cabe la posibilidad de que jamás se haya enamorado de sí mismo. La primera hipótesis es que pudo enamorarse de su reflejo como se piensa normalmente, aludiendo a una cuestión homoerótica del término Narcicismo.[6] La segunda hipótesis apela al enamoramiento de la infinitud (La infinitud propuesta por el autor Alberto Caeiro [heterónimo de Fernando Pessoa] habla de la verdad del ser y el mundo como una figura similar en su poema El guardador de rebaños) al ver lo que está reflejado detrás de su rostro, el mundo:

Es aquello que nunca antes había visto, […].

Porque lo veo. Pero no pienso en él

Porque pensar es no comprender…

El mundo no se hizo para que lo pensaramos

(Pensar es estar enfermo de los ojos) […].

Si hablo de la naturaleza no es porque sepa lo que ella es,

Sino porque la amo, y la amo por eso,

Porque quien ama nunca sabe lo que ama

Ni sabe porque ama, ni lo que es amar…

Amar es la inocencia eterna,

Y la única inocencia es no pensar…[7]

 

La tercera reflexión es que pudo enamorarse de la combinación entre su imagen y el mundo, es decir, se enamoró del Homo-igual y el Homo-tierra, una dualidad presente en el hombre que proviene de la diosa Gea.[8] Otra de las versiones es que Narciso tenía una hermana de la cual estaba enamorado, ella murió. Narciso al ver su reflejo en el agua vio a su hermana y se arrojó a un amor prohibido.

Feuerbach_Gaea.jpg

Gea, por Anselm Feuerbach (1875).

   El cuerpo de Narciso se convirtió en la flor Narcisa, otros relatos cuentan que paró en el infierno donde fue condenado a mirar su reflejo por toda la eternidad. A partir de este mito nace el término Narcisismo.

 

[1] Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad (consultado en 2015).

[2] La introducción alude a la versión romana de Ovidio en su texto titulado: Metamorfosis.

[3] Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Narciso_(mitolog%C3%ADa) (consultado en 2015).

[4] Eco era una ninfa de las montañas. Su voz producía las más bellas palabras jamás dichas (podría decirse que esas palabras tenían la conjugación más poderosa del amor). Zeus quien sedujo a Eco provocó la venganza de Hera (esposa de Zeus). Ahora Eco solo podía repetir la última palabra de cualquier persona con la que entablara comunicación, perdiendo el don del habla.

[5] Esta versión aparece 150 años posterior a Ovidio, el texto original esta en Descripción de Grecia del autor Pausanias. Para más información consultar enlace: http://themagiccornerofthestories.blogspot.mx/2012/12/el-joven-narciso.html.

[6] El término «narcisismo» fue empleado por Sigmund Freud y otros teóricos del psicoanálisis como categoría patológica para referirse a los individuos «enamorados de sí mismos» La primera formulación de esta teoría aparece en los escritos del médico vienés en 1910 «Los homosexuales se toman a sí mismos como objeto sexual; parten del narcisismo y toman a los jóvenes, a quienes aman como su madre les amó a ellos» Poco después, en su análisis del famoso caso Schreber*, habla del narcisismo como un estado de la evolución de la sexualidad en el que los homosexuales se quedan atascados. Los Tres ensayos sobre teoría sexual (1920) y la Introducción al narcisismo (1914) desarrollan estas ideas en detalle. Mira, Alberto, Para entendernos. Diccionario de la cultura homosexual, gay y lésbica, Barcelona, Ediciones de la Tempestad, 1999, p. 526. *Daniel Paul Schreber fue uno de los casos más estudiados por autores como Sigmund Freud, Jacques Lacan, Elias Canetti, Gilles Deleuze y Félix Guattari, entre muchos otros, debido a que Schreber mencionaba que Dios y él mismo deseaban convertirse en una mujer a partir de los desórdenes esquizofrénicos.

[7] Disponible en: http://circulodepoesia.com/2012/03/el-guardador-de-rebanos-por-alberto-caeiro/

[8] Gea es la diosa de la tierra. Su imagen representa a una mujer embaraza, su hijo es el planeta Tierra quien tiene esa forma esférica de un bebé a punto de nacer en el cosmos.

Marcha gay 2016

Decidí tomar el Metro para llegar desde la estación Insurgentes. A la altura de Guerrero un chico acarició mi brazo con el suyo, deseaba tocar mi cuerpo. Le insistí en salir del vagón pero su rostro me dijo lo contrario. Parecía molesto, tal vez se odiaba por tener que recurrir a ligar clandestinamente, a no tener tantito de fuerzas para escapar de su closedad, se fue triste, rabioso de abandonarme, seguí mi camino a la marcha del orgullo LGBT en su edición número XXXVIII Sigue leyendo

¿Por qué los gays menosprecian el sexo?

607358-770x513.jpg

Imagen recuperada de (https://www.google.com.mx/search?q=desprecio+gay&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwielKSc-LrNAhVMRSYKHYimBiEQ_AUICCgB#tbm=isch&q=hombres+llorando&imgrc=G3kWN63Fe1va0M%3A

Hoy más que nunca somos frágiles, hoy más que nunca nuestras emociones parecen inestables, Hoy existen muchos gays que se hieren unos a otros. Hoy un sujeto del pasado me dijo “Solo cogí contigo por compromiso, yo no tengo sexo a la primera”. Pero lo tuvo, él decidió por su propia cuenta acceder desde hace años a tener relaciones sexuales y después reclamar, de herir, de hacerme sentir que mi cuerpo no vale por pedir sexo, porque al pedirlo no tengo espíritu, no tengo memoria, inteligencia, emociones verdaderas e identidad, porque presionó la frágil estabilidad de los hombres, porque les hago ver su suerte; como sí llegara y les digiera “vales porque puedes brindar sexo, no me interesa lo que eres”.

Muchos chicos, demasiados chicos han satanizado el sexo y la sexualidad, la han bajado de lugar, la han puesto en segundo, tercer, cuarto, quinto, último lugar por reconocerla como mala, incapaz, innecesaria, intolerable y exclusivamente diseñada para quienes no buscan algo serio en su vida (porque parece que no buscar una relación seria es producto de inmadurez).

¿Y quiénes son esos gays incapaces de amar que buscan sexo. Los guapos, los que pueden acceder a más insinuaciones, los que tienen las características adecuadas para la subcultura gay, los que pueden pagar por ello, los que se mueven en los espacios clandestinos, los rabiosos de Sida?

Porque no es justo que muchos gays hagan ver el sexo de una forma repugnante sólo porque a ellos les fue mal. Si las tecnologías del sexo, la subcultura gay (marchas LGBT, antros, gimnasios, redes sociales, espacios de interacción: plazas, glorietas, calles., cualquier lugar de homosociabilidad), los prejuicios y situaciones actuales son una mierda no es nuestra culpa, o tal vez sí lo es porque nosotros lo hemos permitido.

Menospreciamos el sexo porque nos hace ver de lo que somos capaces para obtenerlo, para llenar un vacío, para decirnos a nosotros mismos que existe algo más en esta vida que follar, que dar duro y hasta el fondo. Ya sabemos que México es una sociedad del dolor (que le gusta el dolor), no por ende la exigencia de penes grandes, del enorme sadismo, del “aguantarse” y un chingo. Las primeras relaciones sexuales de muchos se han convertido en violaciones con lubricante y condón, traumas de coito,  miedo y rechazo, odio y desprecio porque quienes tienen sexo y lo disfrutan son unos ninfómanos sociales, sobreexplotan el cuerpo, agotan su semen antes de llegar a los 30 y exterminan sus cuerpos para contabilizar los orgasmos.

Mientras los que tienen acceso pueden presumir, enviciarse o llegar a aburrirse y quejarse, existen muchos que luchan años para poder alcanzarlo, deben denigrarse, pedirlo cuantas veces sea necesario para alcanzarlo, ser la burla de los prostitutos o Scores que se la pasan bebiendo en los antros y derrochando todo ese dinero que un chico con mucho esmero logró juntar.

Le tenemos miedo al sexo porque si no paramos podemos cometer errores fatales, sí no existieran limitantes como las ITS (infecciones de transmisión sexual) sobre todo la del VIH Sida nuestras prácticas aumentarían, se harían más salvajes y menos controladas, entraríamos a una clase atragantamiento sexual.

¿Pero los que buscan una relación seria no buscan sexo? Tal vez algunos no nacieron para ser sujetos sexuales, otros sí, hace meses sufría y no podía explicar este problema, hoy en día gracias a mucha, pero mucha investigación descubrí que el proceso sexual es individual, es único en cada cuerpo.

Yo escapé de una relación de un sujeto asexual, no podía permitirme vivir una vida sin esa pasión erótica que representa el contacto, las caricias, los besos, la necesidad de un orgasmo ya sea masturbando, ser penetrado o penetrando, en mi proceso personal creo en la pasión erótica.

He vivido malas experiencias que me han hecho despreciar el sexo, pero más que despreciarlo me han hecho despreciar a los hombres, me han decir verlo como algo asqueroso. El primero de ellos se llamaba Hugo. Este sufrió una cantidad masiva de rupturas, lo utilizaban. Lo conocí en una marcha gay de las no exhibicionistas, nos propusimos tener relaciones, pero al momento de hacerlo, Hugo se pasaba preguntándome por la foto que le tome a un chico “guapo”, tan enfermizo fue que se la paso pensando en el chico e invocándolo mientras tuvimos sexo, en ese momento sentí un golpe de realidad muy duro.

El segundo caso fue éste chico, Enrique me insistía en conocerme, yo lo evadía, no deseaba verlo. Le dije que quería tener sexo (pensé que de esa forma se alejaría, pero no fue así). Tuvimos sexo, pero descubrí que era precoz. Él me decía que su precocidad funciona de acuerdo al número de veces que conocía a una persona (mientras más veces la conocía, más duraba en el coito), yo fui la primera vez que se vino en tiempo récord y hoy en día me dijo que fue por mero compromiso, ¿compromiso a qué? Cabe mencionar que este chico tiene pareja.

Es libre el derecho de vivir una vida amorosa, una vida sexual. Cada uno decide cómo vivirla, es culero (porque lo es) que te hagan valer menos por tu identidad y más tu sexualidad, es muy injusto que tu apariencia física o tu cuerpo sea etiquetado y humillado porque no se antoja ser cogido o no es muy varonil, pero los que piden también carecen de cualidades, y todos carecemos de muchas cosas, incluso belleza, inteligencia, capacidad para amar verdaderamente como seres humanos.

No somos perfectos, pero ya basta de poner el sexo en segundo plano, tampoco debe ser el primero, pero el sexo es igual que el amor y la amistad, es una pasión que está dentro de nosotros, sentimos porque nos duele.

¿Qué sentido tiene vivir una vida llena de éstos derechos e igualdades si no te puedo sentir con ese calorcito que necesita mi piel?

 

Los hombres que aman a otros hombres

23540107-256-k119567.jpg

Imagen recuperada de (Google Images).

Había una vez, un mundo paralelo en las ciudades, pueblos y lugares de un país llamado México donde los hombres eran muy tristes. Muchos de ellos caminaban con una nube gris llena de lágrimas. Hace mucho tiempo, los hombres descubrieron que no eran felices amando mujeres, muchos de ellos descubrieron el mutualismo y decidieron amar a costa de los castigos. Con el paso de los años lucharon y lucharon miles de batallas para ganar un lugar en México. Poco a poco los hombres que amaban a otros hombres les dieron un nombre para identificarlos, para reconocerlos de buena o mala forma, pero habían ganado su lucha en el mundo más hermoso de toda la galaxia.

Con el tiempo esos hombres perdieron su camino, olvidando sus sueños; tanto lucharon por ganar un lugar en el mundo que olvidaron amarse entre ellos, habían perdido su capacidad de quererse. Las personas que siempre se han dicho “correctas” los aceptaron a cambio de muchas condiciones. Esas reglas se convirtieron en requisitos para ser un hombre que ama a otro hombre.

Muchos aceptaron las reglas y comenzaron a vivir llenos de prejuicios. Todo el tiempo repetían las reglas como mandamientos e insistían en que todos debían ser de esa forma. Los hombres que no aceptaron las reglas se convirtieron en lo que la ciudad llamo “lo incorrecto”.

Actualmente los hombres que aman a otros hombres, los correctos y los incorrectos están solos, muy solos, caminando con la misma nube gris, llenos de una ira inexplicable, viviendo en un mundo el cual desconocen y no se imaginaron jamás.

Muy pocos hombres han logrado cumplir sus sueños, pero por cada uno existen cientos que no. Tal vez, algún día, los hombres correctos y los hombres incorrectos decidan verse las caras y dejar las reglas para recordar que se siente amar y tal vez, volver a creer en ellos mismos.

Jacinto de Jesús: cine, sombras y pasiones desmedidas

libro-jacinto-de-jesus-hugo-villalobos-719911-MLM20662425772_042016-O.jpg

Jacinto de Jesús es una novela antropológica escrita por el capitalino Hugo Villalobos nacido en septiembre de 1995. Hugo estudio la carrera de Antropología e Historia en la Escuela Nacional del INHA. Parte de su trabajo lo llevó a interesarse y luchar por grupos marginados, culturas olvidadas en los rincones de nuestro México prehispánico; así mismo, el tema homoerótico y homosocial no podían faltar dentro de su experiencia personal de vida. Su fallecimiento fue una sorpresa para todos en octubre de 2013, a sus 58 años de edad Hugo nos dejó parte de su legado donde las palabras de su amigo y cómplice Guillermo Cebreros, dio a luz un hermoso fragmento dedicado a su memoria:

Quiero decirte que he decidido

desde este día y en adelante

por el poniente y por el levante

buscar tu vuelo en la lejanía

justo en el rumbo de la utopía

papalote nuestro, trashumante

Hugo-1b.jpg

 

En esta ocasión hablaremos de una de sus novelas que han dejado huella en la cultura LGBT.

Como su título lo dice Jacinto de Jesús cuenta la historia de un joven nacido en Paracho Michoacán. Una de las características que describen al personaje es su mirada profunda y triste. Desde que Jacinto tiene memoria ha estado atado a los designios de la Cuerauáperi, representante de la Luna y conocedora de la dualidad que existe entre la vida y la muerte.

La vida cotidiana de Jesús se muestra de formas descriptivas y naturales, a pesar de envolvimiento y la dulzura orgánica con la que las descripciones nos acercan, no parece del todo satisfecho con su vida en Paracho, en cierta medida le teme al destino que se le ha impuesto desde pequeño, seguir los pasos de su padre como este ha seguido los del abuelo, pero esa terrible sensación rápidamente se iría desvaneciendo a partir de dos sucesos., un encuentro homoerótico en el cine y la llegada de su primo Ángel.

Existía en Ángel algo que lo ponía sumamente nervioso, era sus ojos, pero sobre todo su mirada, firme, tierna, penetrante y profunda, a veces arrogante, a veces sensual, pero las demás veces indiferente. Esa mirada lo inhibía y por ello procuraba no verlo directamente a los ojos”. Ese primo proveniente de la capital, lleno de imágenes seductoras, de esa energía y modernidad, esa frescura que buscaba Jacinto fuera de sus tierras, pero sobre todo buscada en la mirada de ese chico una respuesta a esa alegría y rencor desconocidos, desde ese momento supo lo que era la Nostalgia “No sé bien, pero es estar triste sin saber porqué, es como estar enamorado y no saber de quién”. Ángel permaneció en las vacaciones de navidad, pero antes de su partida tuvo un encuentro nocturno el cual Jesús descubrió la piel desnuda de una futura pasión.

Una espera de un año demasiado tortuosa, dentro de ese tiempo iría abriendo los ojos a los secretos de un pueblo de sombras donde los chicos deambulan en las partes más oscuras de Paracho. Los cines, la carretera, el cementerio, escenarios anónimos que solo estaban reservados para aquellos que no querían verse, pero tocarse completamente, dejarse llevar por esas pasiones desmedidas que en los pueblos son castigos pecaminosos. Monsiváis cuestiona la tolerancia de la provincia. “Si en los espacios de ‘cierta tolerancia’ de la capital se institucionalizan las tensiones y los abatimientos psíquicos, en la provincia la única seña de salud mental de los gays es el exilio. Quedarse es asumir el castigo, la burla permanente, el trato reservado a los eternos menores de edad (se emplea con ellos el diminutivo, para subrayar que nunca son adultos), las golpizas, los asesinatos”.

Jacinto sabía que su orientación no era del todo aceptada, pero sus deseos hacía Ángel le darían fuerzas para un segundo encuentro donde esta vez tuvieron la oportunidad de estar lejos de todos y dejarse llevar por todas las intensidades que cuerpo exige cuando se ansía mutuamente. La despedida fue aún más cruel porque Ángel parecía conocer el futuro. Otro año de espera donde aquel chico seductor no regresó, la decisión de Jacinto fue escapar de ese destino que ya estaba muy encadenado. Decidió viajar a la ciudad de México con sus recuerdos, pero el más duro, fue dejar su habitación, su cama la cual le brindó noches en los brazos de su primo.

Su llegada a la ciudad fue en primera instancia un trago amargo, Ángel había cambiado su dirección, el dinero se le agotaba y no pensaba en regresar a Paracho. Comenzó a trabajar donde conoció a Freddy, la primera Loca de un prometedor mundo gay. La estabilidad se iría solidificando conforme encontrara mejores trabajos hasta llegar al bufete que le proporcionaría cierto confort. la atracción por lo cines donde podía ver películas nuevas y tener encuentros sórdidos que alimentaban su cuerpo y espíritu de formas muy sensuales y a la vez muy grotescas, su vida fue como la de un espectador invisible que veía pasar los sucesos como cualquier otro ciudadano de la ciudad, olvidado en aquellas salas ofreciendo adrenalina y semen.

En la historia se muestra un México progresista que va superando una masacre en 1968 a una evolución de la Época dorada gay, donde la Zona Rosa se convierte en el espacio, templo de las fantasías para Jesús. “El ambiente de la ciudad de México le había cautivado y estaba consciente de sus cambios, de un jovencito provinciano aprendiz de carpintero a un conquistador consumado de la Zona Rosa”. Una de las frases más celebres de Villalobos fue la forma de hablar de Jacinto, donde había perdido del acento pueblerino al castellano neutro, sin soniditos ni timbres condimentados.

Pero el ambiente más interesante se daba durante los sábados por la noche, era cuando se podían apreciar las más extravagantes vestimentas, así acudían ‘las vestidas’ que emulaban a Liza Minelli, Barbara Streisand o Irma Serrano. Las imitadoras eran muchas y provenían de los distintos sectores sociales, desde los más jodidos hasta los más excéntricos jovencitos, hijos de actores, ejecutivos o políticos, quienes podían comprar los vestidos más finos con las más sutiles y artificiosas prendas”. De esta manera Jacinto fue documentando todo un mapa de la homosocialidad y los estereotipos que hasta la fecha unos siguen repitiéndose.

En la ciudad tiene una relación con un joven llamado Ricardo el cual comienza como una mistad que florece entre bromas, citas y buenas y malas hasta convertirse en una necesidad mutua de estar juntos. “La intensidad de las noches residía en la tibia piel de Ricardo, en su suave aroma a caña de azúcar, ese aroma-sabor era parte de la intensidad con que saciaba sus deseos y lo abrazaba envolviéndose en su calidez, escuchando el rock de radio capital hasta que el sueño los rendía en un profundo sueño”. Y aunque Ricardo cubriera todo ese panorama, Jacinto sabía que Ángel era el poseedor de todo su amor.

Ricardo comete suicido lo cual destruye el panorama de Jesús quien por primera vez sufre un proceso de otredad, preguntándose así mismo sobre su vida y la vida de los homosexuales:

Muchas preguntas pasaban por su mente ¿Así era la vida gay, tenía que tener siempre fatales consecuencias? ¿Estaba viviendo en el pecado? Tal vez muchas “locas” y travestis no sabían que vivían en el pecado, eso les quitaba sus culpas y tal vez el propio pecado en el que vivían. Pero quienes como él habían tenido una educación católica ya estaban enterados de su vida “contranatura” y por lo tanto no podían evadir el pecado mortal. No acaso la muerte de Ricardo y de otros muchos que se habían suicidado, o a quienes habían asesinado y que estaban siempre presentes en la nota roja del Alarma y de Alerta, no todo ello era acaso una evidencia del castigo divino.

Su vida sufrió un retroceso provinciano, temeroso, prisionero en su destino. Mirando la película Midnight Cowboy crea una paradoja de un chico que va a un cine y mira una película de un vaquero que termina en una sala de cine con gays al acecho, el espejo dentro de otro espejo. Por un lado luchaba por escapar de esa vida que él llamaba pecaminosa, por otro se refugiaba en la clandestinidad de los cines “Olor a tabaco, excrementos y orines era parte de la clandestinidad, de lo grotesco, de la premura por consumar el acto sexual ante el peligro latente […]. Donde los jóvenes y los viejos son los mismos individuos pero en diferentes tiempos y con diferentes rostros. Un espacio donde la intimidad y la individualidad se diluían en la oscuridad y en los orgasmos comunes…” en esa masa de cuerpos Jacinto era arrastrado a veces sin resistencia, otras con el dolor de su propia alma.

Con el paso de los años y su renuncia al mundo gay (el abandono completo de la Zona rosa y los espacios de ligue, de ser el espectador de la extinción de los cines) su cuerpo y su mente envejecían y se confundían en recuerdos y momentos, vivía entre la conciencia y la inconciencia. Su deterioro no solo acabo con lo mejor de su belleza (dicen que cuando una mujer envejece el mundo se acaba, pero cuando un gay envejece, este es un cadáver en vida), acabo por apagar su alma. El mundo cotidiano, el mismo trabajo, la misma rutina, los mismos pasos, las mismas horas, todo era lo mismos con los detalles que cambian, pero estos son tan iguales que Jesús se marchitaba dejando una cruel sensación de vivir. “Estaba asqueado, fastidiado y entonces pensó que era necesario reconciliarse con su cuerpo, con sus deseos carnales, quería intensamente sentir el calor de un amigo, muy cerca de él, en su cama”.

Tras visitar Paracho como la figura de Zaratustra que regresa a la ciudad de La Vaca multicolor descubre que el lugar que dejó se fue físicamente, producto de la modernidad. La muerte de sus padres le causo una amarga sensación que lo hizo regresar a la ciudad a buscar consuelo y reconciliación con él mismo. Al igual que Michael en Los chicos de la banda descubre que no puede ya vivir en el Ambiente gay ni en la cotidianeidad de lo heterosexual. Queda intermedio, aplastado entre dos realidades que vivió, crecientes de formas paralelas para dejarnos un final triste que puede causar lágrimas y el peor sabor de un Tequila; ese constante temor que muchos homosexuales vivimos a lo largo de nuestra vida, la verdadera soledad.

Recuerdo una frase citada en el libro Extraños. Amores homosexuales de Robb Graham donde dice “Aunque los homosexuales les dieran derechos y libertades su mentalidad del fracaso los llevaría a vivir solos, sin amor” de esta forma Jacinto de Jesús se despide llegando a su viejo departamento donde la noche lo sorprende entre sombras y sueños con la llegada de Ángel y la frase “!por favor, no te vayas!”.

Jacinto de Jesús es una novela antropológica que no solo documenta décadas y lugares, sino también atrapa las emociones de nuestro México pasado.

Material de consulta.

Libros.

Villalobos, Hugo, Jacinto de Jesús, México, Fontamara, 2001.

Nietzsche, Friedrich, Así habló Zaratustra, México, Grupo Editorial Tomo, 2013.

Artículos.

Monsiváis, Carlos, Los gays en México: la fundación, ampliación, la consolidación del ghetto, México, Debate feminista, Octubre 2002.

Películas.

Friedkin, William,  Los chicos de la banda, EUA, 1970. Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=43rHIeMXqoQ

Internet.

Cuerauáperi: https://es.wikipedia.org/wiki/Cuerau%C3%A1peri

Blog de Hugo Villalobos Nájera: http://hugo-villanaj.blogspot.mx/

Notiese: http://www.notiese.org/notiese.php?ctn_id=7027

Blog de Editorial Fontamara: http://editorialfontamara.blogspot.mx/2011/03/jacinto-de-jesus-un-libro-con.html

 

Narcotráfico rosa, putos drogadictos y su criminalidad en la historia mexicana

El jueves 10 de marzo se celebró el II Coloquio de Letras Diversas por parte del seminario de literatura lésbica-gay en la facultad de Filosofía y letras. El texto original sufrido una suerte de cambios (en agregar o reducir) que ayude a un mayor entendimiento y trabajo como parte de las investigaciones realizadas en 2016.

1524617_1007940392613620_4879484016865038238_n

Obertura. La canción invisible de la bestia frágil

0

El día y la noche son similares ante los ojos de los adictos… Toda hora representa dos cosas, aplicar otra dosis o volar. Los adictos están en otro plano, pertenecen a mundos no encontrados, con colores distintos, sentidos alternos; características especialmente diseñadas para las dimensiones narcóticas, son una serie de animales futuristas que viajan a través de las calles, de las sombras mismas. Algunos son llamados los gurús del tiempo, otros son etiquetados bajos las sombras del Malandraco, en la noche y en el día somos los dueños de esta locura… Somos, los Cocaine Kids.

1

Marri está nervioso, es la primera prueba que tiene que librar para convertirse en uno de los soldados más leales de La Organización. Hace un mes, llegó un comerciante de perfumes al altar de una Santa Muerte en las raíces más cordiales de Tepito. La protectora de altar, una fémina adulta con un mechón canoso que imponía una seguridad misma. Estaba confeccionando un vestido para la Niña Blanca. El comerciante se le acercó discretamente, éste le susurró al odio “Conéctame con la muerte”. La mujer le preguntó: ¿Por qué? La respuesta fue adecuada para estas leyes. Porque las mujeres son las puertas, las parteras, las que nos lloran cuando morimos, son las únicas que dialogan con la muerte y conocen todos sus secretos. Tal cual Mama-santa que protege a sus Latin Kids, la guardiana de la Muerte pidió una ofrenda para su niña que consta de comida, amuletos, veladoras, semillas, flores blancas y rojas, todo puesto en una enorme charola, y hasta el fondo de ésta, unos 5 mil pesos.

La otra semana llegó la ofrenda y la guardiana conectó al comerciante con el líder de los Cocaine Kids. El Niño Kimbaya no hace trabajos menores, los costos dependen del sujeto, siendo pagos desde 2 mil pesos hasta grandes sumas por conectar con la muerte, por bendecir la mano que apunta y dispara, por alcanzar la funesta victoria del trabajo deseado.

Es el turno de Marri. En silencio le reza a San Judas, sabe que el karma le ha dado en número 7, sus seis generaciones pasadas en menos de 50 años han procreado la fuerza delictivita del barrio, cuidados por niñas cuidadas por otras niñas producto de rápidos embarazos. Marri inhala soda, recupera la estabilidad, se levanta, se mira al espejo, ¿qué es lo que miran sus dilatadas y encantadoras pupilas? Su tatuaje con alas y estrellas, su abdomen marcado que al fin puede presumir en las aplicaciones de ligue. Toma su escuadra, se pone su playera blanca y se va a cumplir la prueba más grande de su vida, conectar con su primer muerto.

Llega la noche, un sujeto muere de dos tiros, uno en el área inferior derecha del estómago, el segundo en la frente. Marri cumplió su objetivo y regresa con mil pesos para festejar, para ser un soldado que sirva a la Narcopatria. En las sombras del barrio se va con su amante clandestino, La Cholis (un travesti que aspira a ser trans, pero la ñonga, la parrada y la coca es su cruz que le impide ahorrar dinero para su operación). Se van en chinga al hotel Guadalajara ubicado a una cuadra del metro Garibaldi, con una botella de Buchanan’s, dos botellones de Canada Dry, hielos, un par de condones Prudence de la farmacia de don Pepe (a cinco pesos cada condón) y la crema de manos que usa la Chola para humectar sus partes íntimas y cien pesos de Mota serian la noche más placentera.

Marri es uno de tantos matoncillos que habitan en el barrio, no le temen conectar con la muerte, temen ser descubiertos bajo los brazos de otro hombre, de saber que ellos también pueden llorar, también pueden llegar a amar.

Narcotráfico Rosa

Para definir el término Narcotráfico rosa se debe reflexionar sobre otra palabra. El Tráfico/Tránsito tiene significados similares. El primer significado es el flujo de transportes y personas en determinadas calles, este puede ser lento o rápido. Por parte de la palabra Tránsito de la raíz Transitus, de un léxico Trans, es el paso de un lugar a otro en la vía pública, es decir, no pertenece al terreno de lo privado. Por otra parte, Tráfico se le asigna una palabra indispensable para su lógica; Trafagar (andar o errar [movimiento por sentido o sin sentido, o una dislocación del pensamiento] por varios países). También Tráfico es la negociación y comercialización un producto o servicio.

Antes de traficar narcóticos, el homosexual tuvo que traficar algo más que productos o servicios. Pensando que también es ilegal la música, las ideologías, las modas, tendencias y otras culturas, el sujeto LGBT creo una estabilidad contracultural. Racionero en su texto Filosofías del Unnderground explica que el termino contracultura no existe como un agente destructor que se dedica a luchar contra la Bio-cultura, más bien ésta palabra sirve como un contrapeso que intenta equilibrar los pensamientos latinoamericanos, occidentales u orientales. Al no crear contra cultura lo que se está creando una desobediencia civil a partir de lo ilegal. Un ejemplo es la palabra homosexual que es legal y desarrollada como una medida de control, en el libro de Rodrigo Laguarda, Ser gay en la ciudad de México. Lucha de las representaciones y apropiación de una identidad, 1968-1982, explica que la palabra “Gay” llego a México como un cambio estructural que se va infiltrando hasta convertirse en un elemento social. Traficar una ideología se ha convertido en una medida ilegal  que nuestro sistema al principio se opuso y resistió. Actualmente otro ejemplo estas construcciones de hablan sobre las identidades Queer presentes en este transitar cotidiano.

Por una parte el Narcotráfico rosa es la integración del sujeto LGBT al mundo de las drogas y el crimen explicando el papel que ocupan dentro de este fenómeno que ha desatado una guerra en México y gran parte de los países. El Narcotránsito sería la evolución cualitativa del sujeto gay frente a la historia de las drogas y la historia de la farmacología.

El Narcotráfico Rosa es una categoría del Narcotráfico común que se nos presenta como un Necromercado. Creemos que el color negro absorbe todas las frecuencias, eliminando las posibilidades de que otro tono se integre al juego, pero si desfragmentamos esta teoría física, la integración gay es tan clara y visible que las mismas estructuras criminales comienzan a perder su peso predador. Ahora el trono no sólo está a cargo del Macho, del Patriarca, Sicario, Heterosexual; esta bestia frágil no puede recuperar sus cimientos, es momento que otras identidades tomen el control del crimen y comiencen una nueva historia.

Datos culturales

El narcotráfico piensa que ha ganado, que cada día hay más consumidores y es inevitable una legalización. El narcotráfico piensa que la violencia es el medio para infundir y expandir su territorialidad, que es normal ver la sangre de forma natural. El narcotráfico aplaude el hecho de que cada vez haya más jóvenes dispuestos a enfilarse en sus tropas. Pero lo que desconoce, es que el narcotráfico está en su momento más vulnerable. Lo que no sabe es que se encuentra en la apoca donde puede seguir subsistiendo a base de vidas o desaparecer si tomamos una decisión de erradicar con esta institución.

Es por ello que gracias a todos los errores (puntos frágiles nacidos de una guerra salvaje y llena de ignorancias sentimentales) y acceso a la información libre, decido entrar al juego y crear una propia investigación en la fecha de que habita mi cuerpo científico (2105-∞), de presentar la historia del narcotráfico H-LGBTTTI-Q dentro de las realidades que el género de igual manera ha denegado.

El Chapo Guzmán se ha convertido en una figura heroica que se ha sobrepuesto y dejado en ridículo las capacidades del gobierno y sus sistemas de seguridad, a través de su reciente captura, pone en evidencia dos aspectos: la narcomoda a través de la ropa y el faloempoderamiento de nuestra sociedad machista. Por una parte las camisas florales que utilizaba fueron puestas en venta generando ganancias monstruosas, por el otro diversos medios comunicación gay hacían alabanzas de su “bulto” que aludía a un grande pene lo cual hace atractivo a un líder criminal.

Joaquin El Chapo Guzman

Héctor Beltrán Leyva al tomar el poder en 2010. Renombra su organización como el Cartel de Pacífico Sur. Su tendencia homosexual tuvo repercusiones en el cartel. La supuesta relación con el cantante de música grupera Sergio Vega, El Shaka provocó que fuera asesinado por un ataque de celos. Otra de los personajes, La Barbie, también ha quedado en disputa su supuesta bisexualidad y relaciones con personas trans, sumados a esta la narcomoda con la camisa Polo al momento de ser capturado.

beltran_2

Broly Banderas fue conocido como uno de los narcos más famosos de México. Él trabajaba para los Caballeros Templarios. El comenzó a escapar del terreno clandestino para documentar como una Facestar su trabajo a la hora de extorsionar, secuestrar, torturar, asesinar entre otras imágenes atroces del crimen. Sus fotos también presentaban el estilo de vida que un sicario podía darse, desde borracheras, compras y excesos sexuales. Muchos insisten sobre su homosexualidad, aunque en una entrevista hecha por diversas redes, asegura tener una esposa muy gastalona, a pesar de esas declaraciones existen fotografías donde aparece con hombres y travestis.

image_1+111

El mundo gay y su relación con las drogas

Es innegable no dejar de pensar en la existencia de drogas y una cultura del desequilibro en la comunidad gay. Desde el primer momento en el que se ingresa existe una fuerte relación, incluso en la construcción de jergas y argots se presentan figuras que se disputan su identidad con las drogas.

Dulceros.- El término dulcero nace a partir del uso de drogas compactas y su uso estético que escapa de la estorbosidad de drogas que puedan provocar malos olores y operaciones tardías. El sistema en el que ellos se mueven son antros gays, espacios clandestinos como hoteles, parques, saunas, playas, universidades públicas, y las aplicaciones digitales de ligue. Otra de las situaciones es la prostitución como estrategia erótica en la cual logran obtener doble pago.

Musculocas.- El uso excesivo de anabólicos y su relación entre salud/desalud es muy evidente en las fiestas de música electrónica o fiestas en playas o carnavales. Por un lado están constantemente obsesionados por tener un cuidado en el cuerpo, por el otro se están relacionando constantemente en fiestas nocturnas donde usan tachas, cristales, ácidos, cocaína, cualquier droga que los acelere, que les de éxtasis y los haga deshidratarse o sufrir catabolismo (que es su mayor miedo porque pierden masa muscular). Además su constante histeria y ataques de ira por someterse a ciclos ilegales donde sus químicas internas se ven afectadas radicalmente.

Modernas.- Al igual que las Party Monster, esta figura de un gay que es inter, que tiene acceso a todos los excesos que cualquier sujeto local o extranjero desee es como se presentan en México. Desde la figura de un videoblogger, dj, cantante, figura pública que está en “proo” de una construcción de un mundo gay. Sus relaciones abren espacios a todo tipo de personas, incluyendo vendedores de drogas, actores porno extranjeros, Drag Queens, cantantes, figuras pop de una ideología fast-fod.

Barebacks.- Existen dos formas en las cuales las personas infectadas con Sida deciden ejercer un narcotransito. El primero de ellos es el uso de drogas como un atrayente, una forma de lograr tener relaciones a pelo (sin condón) para infectar y seguir reproduciendo la cadena infecciona. La segunda modalidad esta en vender sus tratamientos para obtener dinero. Cabe mencionar que muchos infectados están revelándose contra los sistemas gubernamentales y médicos negando el uso de tratamientos y la explotación de sus cuerpos como armas bélicas dedicadas a mantener el Sida.

La cultura también adopta las drogas incluso de forma positiva, porque estas brindan toda una suerte de características que abren puertas del mundo gay. Las modas en la ropa, los peinados, el look o incluso la adopción de conceptos para proyectos ha sido toda transformación que carece de crítica porque como homosexuales estamos atrapados en esta circularidad de violencia. Desde ir al Marra y ver a Rita Malverde hacer sus performances, hasta el hecho de comenzar a vender drogas en las apps de ligue se ha convertido en nuestra realidad narcótica LGBT…

 

Carrera Drag: All Stars/Perreo mexicano de calidad

La noche de gala, tacones altos, cuerpos exhibidos, impacto de glamour que se derrocha en la fría noche del Centro histórico. El viernes 12 de Febrero fue el primer spoiler que anunciaba éste evento a voz de la organizadora Paris Bang Bang, pero fue baneado tras la reciente llegaba del Papa Francisco. Cabe mencionar que el estado laico de nuestro país juega un proceso de doble moral., nuestra política fiel a los discursos religiosos puede más contra la ciudad amigable gay. Sigue leyendo