Postales desde Tuxpan

Al otro día, seguía rabioso, el taxi tenía una inscripción con caligrafía chola: “Señor del veneno”, quiero una dosis por favor. Miras al mesero, le llamas “la loca del pueblo”, su felicidad me recuerda lo mucho que odio la apariencia, podría pedirle hacerle el amor solo para calmar el odio. ¿A quién odio? Me digo a mí mismo que no puedo odiarte, pero un agujero en mi cuerpo quiere decir lo contrario, no quiero que crezca, quiero atesorar tu calidez por encima de todo, y me cuidas aunque quiera herirme, no sé por qué te tomas la paciencia con un muchacho terrible.
Sigue leyendo

Acapulco Pet Sounds

Era lunes. Al salir del departamento llovía como una señal a mi destino, era una especie de consuelo. Al llegar a la esquina, a la hora acordada no estaba Daniel, marqué su número, parecía desesperado, urgido de verga como me lo sentenció el mariconsaurio; urgido de una caricia, de cuerpo, y no de ese cuerpo que está disponible porque nadie lo quiere, hablo del cuerpo que todos queremos entre brazos dando lo mejor de sí. Me irrita esa sensación de abandono, parezco una flor sin riego, me falta algo de vida, mis ojos se humedecen mientras me pregunto si será de esta manera, mi vida, siempre habitando la clandestinidad, siempre peleando como perro hambriento migajas de cuerpo, siempre siendo rechazado por todo lo bueno y todo lo malo que se convierte en excusa, siempre, siempre, siempre…

No puedo culpar al chichifo, no puedo recriminarle ni odiarlo, el no es culpable. Mis ojos arden de rabia, se mezclan con pasado y mi presente, me lleno de lágrimas. “¿Por qué nadie me quiere?”. Mi grito hace voltear a todos los Locales, los ignoro, me voy rendido con las confesiones que tanto he odiado de muchas personas que suenan en mi cabeza: “Ya no creo en el amor, sólo me dedicaré a coger”. Temo que sus maldiciones me contaminen, que me hagan uno de ellos, que mis creencias se pongan en jaque y realmente sea un estúpido por creer en el amor romántico. Vivo otra derrota… Sigue leyendo

Malditas seducciones. Entre Reinas, Musculocas y un Azar de jotería

Entre reinas, musculocas y un azar de jotería se aprecia una simbiosis casi milenaria entre el personaje travestido y el que se dedica a embarnecer de músculos y rabietas de su propia clandestinidad, a decirse en el espejo chacal, a demostrar y demostrarse que sí se sabe varonil. Se miran con cierto recelo, bailan para fingirse OK, se miran a escondidas y saben que así será la noche hasta que el after o cualquier otro evento los separe de su misterioso destino; mientras unos se dedican a enaltecer su cuerpo con la fuerza de los esteroides o el GYM, otros alcanzan estados femeninos supremos a base práctica, ejercicios cardiovasculares, verdaderas Ladys danzando entre el Teatro Garibaldi. Sigue leyendo

Reinas de la imitación. Baile, éxtasis y los rostros clandestinos

Se dice que una pequeña causa logra otra más grande. Hace tiempo dejé de escribir y hacer fotos porque el chico que me rompió el corazón me dijo que no tenía talento. Nunca busque ser el mejor sólo hablar desde mi cosmovisión. Decidí documentar las carreras drag como una forma de no estar en el encierro, sin darme cuenta ya estaba en el capítulo 5. Paula amenazó ir, no puedo detener eso, además, en las sombras del Teatro Garibaldi habitan muchos rostros que me miran sin mirar, que están bailando, fingiendo divertirse y me siguen mirando. Yo sólo quería hacer mis fotos, así que me levante, preparé mi equipo y me fui diciéndome a mí mismo, “todo sea por apoyar. A aguantar esas caras”. Sigue leyendo

Personajes de cuentos, princesas, demonios y un ligero aroma a muerte.

img_1307

El capítulo dedicado a los cuentos infantiles en los cuales nos hemos identificado y expuesto nuestras propias magias, sueños y pesadillas se hizo realidad en el Teatro Garibaldi. Desde muy temprano las princesas y otros misteriosos avatares preparaban su número con sumo cuidado, ya no hay espacio para la pereza, un mínimo error y alguna drag puede pasar de ser la mejor a la expulsada.

Los shows expusieron toda una suerte de emociones positivas y negativas, en este episodio se pusieron a prueba las habilidades individuales sin ayuda, los demònios de cada drag se mezclaron con su ser individual.

Lagrimas, fuerza, bufadas, la defensa de los novios. Nadie pensaría que Kanvas Li-On o en palabras del público Kanvas Li-Osa quien bajo una gran espectacularidad y empeño en sus shows; un joven atractivo que tiene su fila de enamorados terminaría por provocar desordenes entre parejas. O la pelea entre hermanas drag bajo la tutela de corrompidas drags mayores o vougueras que no saben perdonar. El mundo gay no es fácil de enfrentar.

Ante los tragos incómodos el profesionalismo y el encanto de estas espectacularidades quedó marcado, el público se extasió, grito, sintió y fue regañado varias veces por la fuerza de Paris, su trabajo le hace honor y fama.

La ganadora, Luna Lansman demostró porque fue salvada. La noche se tiñe de muerte, a unas calles la violencia arremetía contra Garibaldi y sus adictos nocturnos. El telón se cierra bajo los sueños de muchas princesas.

Mi sueño de princesa, una vez vestirme de drag.

img_1187img_1230img_1208img_1243img_1251img_1255img_1267img_1272img_1292img_1310img_1319img_1257img_1329img_1343img_1366img_1368img_1376img_1392img_1394img_1401img_1402img_1416img_1415img_1423img_1433img_1443img_1449img_1467img_1471img_1496img_1372img_1524img_1530

El 8° Pasajero. Destino destino.

img_0076

A sus 26 años ha cogido con una cantidad inmensa de hombres, podría presumirse que al menos, por semana, entabla entre una y tres relaciones sexuales con distintas personas que a su vez los obliga a más de un acto coital. Camilo se define de la siguiente manera “soy un buscador de sexo, me gusta conocer vergas: grandes y chicas, de colores y tamaños, quiero que me metas tu verga que está bien grandota y de color carnita, así, bien linda, como la de un niño vergudo”. Por primera vez una persona describe de forma peculiar mi pene. Le tomo una foto, su rostro y cuerpo parecen de treinta y tantos años. Es extraño, pero esa necesidad de tener sexo, es el resultado de su cutis, de su piel y su cuerpo que parecen ligeramente agotados o sumidos por una falta de vitaminas u otra clase de felicidad que alimentan los cuerpos. Al dedicarle la mayor parte de su tiempo al sexo, está cayendo en una tonalidad grisácea que no se antoja probar a pesar del poder económico con el que cuenta. Zygmunt Bauman define a este tipo de personas como Homo sexualis. Desde el momento en el que toman conciencia (sea culturalmente aprendida, por gusto, por una misteriosa hambre insaciable, por domesticación o cualquiera que fuera la razón) dedican la mayoría de su vida a buscar sexo dividiendo su mundo en dos planos: Trabajo/Busqueda. “El homo sexualis no es un estado y menos aún un estado permanente e inmutables, sino un proceso, minado de ensayos y errores, de azarosos viajes de descubrimiento y hallazgos ocasionales, salpicado de incontables traspiés, de duelos por las oportunidades desperdiciadas y de la alegría anticipada de los suculentos platos por venir”. A menos de una semana de conocerlo he recibido 100 mensajes pidiendo sexo desesperadamente. Le entrego su foto, me niego a querer exponer mi cuerpo desnudo, le entra la ira, se va al último vagón a desquitar su frustración con otro octavo pasajero, decide estallar en putería, coge coge coge y coge hasta calmar la furia del rechazo. Pasa el tiempo, recompone su estabilidad, se siente solo, su frecuencia sexual baja, necesita buscar en su bolsillo de contactos abandonados una dosis de penetración anal. Vuelve a escribir, esta vez trata de ser más negociable, incluso me ofrece dinero, no puedo aceptar, no nací para chichifear. La luna menguante golpea mi mente, no tengo respuesta, dejo sus mensajes fluir y me pongo a escuchar Energy Flow de Ryuichi Sakamoto como si fuera una oración que viaja a través del espacio. A lo largo de los libros y un par de verdades científicas, pierdo mi espíritu sexual y no esa fuerza física que diario me cosquillea, más bien, desaprendí  a querer tener sexo (o al menos ya no tan al aventón). Destino destino, parezco atrapado en tu rueda magnífica, estoy entre el hermoso río de la sabiduría y el instinto sexual, soy preso de los dos y no sé cuál escoger, soy duda y lo que sigue después de esa palabra. Me encierro en mi habitación, bebo mucha agua, el sabor me da tranquilidad, sabor a nada. Dejo volar los mensajes de Camilo, le pido de corazón volver al último vagón a desquitar su calentura, no temo, no temo… aceptaré la rueda del destino destino si es que en un futuro nadie quiere coger conmigo, aceptaré la verdad y renunciaré a lo que muchos especialista llaman “hambre de piel”, no me sumergiré en una alterada pederastia para coger con chavitos, no pagaré chacales, ni me someteré a vibradores parlantes, no buscaré un refugio contra la soledad, sólo aprenderé a confiar en la rueda del destino destino…

Amor que no se atreve a decir su nombre, yo te invoco en medio de la orgía en la cual me tienen prisionero y no quiero participar.

El °8 Pasajero. El triunfo de Marco Antonio.

IMG_0088

Marco Antonio me pide dormir en su cama, vive por Tlahuac. A lo largo de su corta vida ha luchado por escapar de esa pobreza reflejada en su familia donde todos conviven aprisionados por el yeso y tabique de dos habitaciones, una sala-comedor y un bañito en una vecindad cualquiera por el Estado de México. Marco vende Tenis, un paso a la vez y mucho esmero hasta obtener un pequeño cuartito con quién compartir momentos de dicha y amargura. Parece emocionado, le frustra que su celular no funcione y no pueda marcarme; le entrego mi número en un pequeño pedazo de papel, me sigue insistiendo dormir bajo sus brazos morenos, mirada infantil y apetitos sexuales de meterme el pito de la manera más cordial y amigable (caballerosamente me pide acariciar mi trasero, lo hace con suma delicadeza y calor).

Le abrazo, le digo que vuelva a su casa, es tarde y debemos regresar a nuestros mundos para reponer fuerzas y seguir viviendo nuestros cotidianos, cuando me despido, descubro que Marco llevaba toda la noche ligando, luchando contra su propia soledad. Esta luna parece triste por no dormir con un chico como yo, pero se siente orgulloso, derroto la soledad en el último lugar donde los hombres prometieron amar.

La soledad es una emoción universal que es tan latente y visible aunque no podamos decirla. Con el paso de los años luchamos contra esta palabra y descubrimos que hay momentos donde ella triunfa sin darnos cuenta. No me gusta la soledad porque parece que las personas en el fondo la desean, es tan frustrante porque las personas desean la peor imagen de nosotros, la más perversa y oscura, tan es así que cuando mostramos nuestra luz se alejan, temen a nuestra pureza, a nuestros buenos sentimientos que dicen ser baratos, de baja calidad e ilusos. Pueden serlo, pero son humanos y no por ello valen más o menos.

Marco vuelve a casa, me manda mensajes, me dice “Amor” para decirse a sí mismo que derrotó la oscuridad.

El tiempo pasa y yo también deseo volver a la luz, mí luz en la cual sonrío sin miedo a caer del cielo ajeno.

El °8 Pasajero. Chacal ac-tivo.

IMG_0067

A la altura de la estación Tepito, un hermoso joven estaba en el rincón más olvidado del espacio humano mirando al vacío y moneando con la tristeza de quién canta para olvidar el dolor. Dentro del último vagón se puede apreciar a las personas bebiendo o drogándose como un mal hábito, pero hoy, la mona llegó del cielo, abasteciendo el embrutecimiento del cautivador chacal.

Sus pequeños ojos me miraban, no sabían que decir, por un lado creí que me asaltaría con esa rudeza que distinguen su fama, pero por el otro entendía la profundidad de esa mirada ante su situación, y más en ese rincón enroscado como animal herido por una flecha de desamor, esperando convertirse uno con su creador. Gastón Bachelard dice que el rincón es un refugio que nos asegura un primer valor del ser: la inmovilidad. Si se recuerdan las horas del rincón, se recuerda el silencio, un silencio de los pensamientos donde todos hemos habitado desde distintas épocas con distintas formas, pero siendo uno mismo en la depresión.

Antes de llegar a Buenavista, le hago una seña con mis ojos (ya domino mi habilidad de seducción visual), me sigue, parece nervioso, sigue activando con un pequeño pedazo de papel Suavel que se entremezcla su aroma a lavanda con solvente de pintura. Lo primero que le pregunto “¿te encuentras bien?” dice que no, pero su mundo corporal responde lo contrarío. Parece alejarse cuando ve a dos policías, teme ser detenido por llevar activo.

Sigo mi camino hasta los torniquetes, se acerca, me mira llenó de nostalgia, quiero arrancarle lo narcótico ante los cientos y cientos de transeúntes que pasan, se me antoja comenzar a monear pero recupero la realidad. Le pido que tire la mona, lo hace, parece más sereno. Me dice “Creo que yo soy el del problema”. También los culpables se autodestruyen al mismo nivel que los lastimados, me pide escribir su historia de vida.

Le entrego un pequeño pedazo de papel con mí número celular, temo que lo use para seguir moneando, me despido, debo ir a la biblioteca y dejar al chacal enfrentarse a su propia soledad. Alrededor del día veo a muchas personas moneando, en la Alameda, en los pasajes del Centro Histórico, la droga de 10 pesos traída del cielo, bendecida por los santos… Jesús (el chacal) Salvador Paz (con los más llenos apellidos) regresa a su casa, se toma un baño caliente y decide escribirme como le sugerí.

Me quedé dormido, entre sueños sentí sus besos sabor activo, su ropita blanca caer al suelo y su virilidad al tope me hechizaron como San Judas a sus devotos. Mis ojos notaron un pene erecto, sentí lo que muchos sienten al ser poseídos entre los brazos de un chacal, ese erotismo natural y puro que los homosexuales experimentamos. Espero que Jesús, mí chacal, pueda reconciliarse con su pareja.

Narcotráfico rosa, putos drogadictos y su criminalidad en la historia mexicana

El jueves 10 de marzo se celebró el II Coloquio de Letras Diversas por parte del seminario de literatura lésbica-gay en la facultad de Filosofía y letras. El texto original sufrido una suerte de cambios (en agregar o reducir) que ayude a un mayor entendimiento y trabajo como parte de las investigaciones realizadas en 2016.

1524617_1007940392613620_4879484016865038238_n

Obertura. La canción invisible de la bestia frágil

0

El día y la noche son similares ante los ojos de los adictos… Toda hora representa dos cosas, aplicar otra dosis o volar. Los adictos están en otro plano, pertenecen a mundos no encontrados, con colores distintos, sentidos alternos; características especialmente diseñadas para las dimensiones narcóticas, son una serie de animales futuristas que viajan a través de las calles, de las sombras mismas. Algunos son llamados los gurús del tiempo, otros son etiquetados bajos las sombras del Malandraco, en la noche y en el día somos los dueños de esta locura… Somos, los Cocaine Kids.

1

Marri está nervioso, es la primera prueba que tiene que librar para convertirse en uno de los soldados más leales de La Organización. Hace un mes, llegó un comerciante de perfumes al altar de una Santa Muerte en las raíces más cordiales de Tepito. La protectora de altar, una fémina adulta con un mechón canoso que imponía una seguridad misma. Estaba confeccionando un vestido para la Niña Blanca. El comerciante se le acercó discretamente, éste le susurró al odio “Conéctame con la muerte”. La mujer le preguntó: ¿Por qué? La respuesta fue adecuada para estas leyes. Porque las mujeres son las puertas, las parteras, las que nos lloran cuando morimos, son las únicas que dialogan con la muerte y conocen todos sus secretos. Tal cual Mama-santa que protege a sus Latin Kids, la guardiana de la Muerte pidió una ofrenda para su niña que consta de comida, amuletos, veladoras, semillas, flores blancas y rojas, todo puesto en una enorme charola, y hasta el fondo de ésta, unos 5 mil pesos.

La otra semana llegó la ofrenda y la guardiana conectó al comerciante con el líder de los Cocaine Kids. El Niño Kimbaya no hace trabajos menores, los costos dependen del sujeto, siendo pagos desde 2 mil pesos hasta grandes sumas por conectar con la muerte, por bendecir la mano que apunta y dispara, por alcanzar la funesta victoria del trabajo deseado.

Es el turno de Marri. En silencio le reza a San Judas, sabe que el karma le ha dado en número 7, sus seis generaciones pasadas en menos de 50 años han procreado la fuerza delictivita del barrio, cuidados por niñas cuidadas por otras niñas producto de rápidos embarazos. Marri inhala soda, recupera la estabilidad, se levanta, se mira al espejo, ¿qué es lo que miran sus dilatadas y encantadoras pupilas? Su tatuaje con alas y estrellas, su abdomen marcado que al fin puede presumir en las aplicaciones de ligue. Toma su escuadra, se pone su playera blanca y se va a cumplir la prueba más grande de su vida, conectar con su primer muerto.

Llega la noche, un sujeto muere de dos tiros, uno en el área inferior derecha del estómago, el segundo en la frente. Marri cumplió su objetivo y regresa con mil pesos para festejar, para ser un soldado que sirva a la Narcopatria. En las sombras del barrio se va con su amante clandestino, La Cholis (un travesti que aspira a ser trans, pero la ñonga, la parrada y la coca es su cruz que le impide ahorrar dinero para su operación). Se van en chinga al hotel Guadalajara ubicado a una cuadra del metro Garibaldi, con una botella de Buchanan’s, dos botellones de Canada Dry, hielos, un par de condones Prudence de la farmacia de don Pepe (a cinco pesos cada condón) y la crema de manos que usa la Chola para humectar sus partes íntimas y cien pesos de Mota serian la noche más placentera.

Marri es uno de tantos matoncillos que habitan en el barrio, no le temen conectar con la muerte, temen ser descubiertos bajo los brazos de otro hombre, de saber que ellos también pueden llorar, también pueden llegar a amar.

Narcotráfico Rosa

Para definir el término Narcotráfico rosa se debe reflexionar sobre otra palabra. El Tráfico/Tránsito tiene significados similares. El primer significado es el flujo de transportes y personas en determinadas calles, este puede ser lento o rápido. Por parte de la palabra Tránsito de la raíz Transitus, de un léxico Trans, es el paso de un lugar a otro en la vía pública, es decir, no pertenece al terreno de lo privado. Por otra parte, Tráfico se le asigna una palabra indispensable para su lógica; Trafagar (andar o errar [movimiento por sentido o sin sentido, o una dislocación del pensamiento] por varios países). También Tráfico es la negociación y comercialización un producto o servicio.

Antes de traficar narcóticos, el homosexual tuvo que traficar algo más que productos o servicios. Pensando que también es ilegal la música, las ideologías, las modas, tendencias y otras culturas, el sujeto LGBT creo una estabilidad contracultural. Racionero en su texto Filosofías del Unnderground explica que el termino contracultura no existe como un agente destructor que se dedica a luchar contra la Bio-cultura, más bien ésta palabra sirve como un contrapeso que intenta equilibrar los pensamientos latinoamericanos, occidentales u orientales. Al no crear contra cultura lo que se está creando una desobediencia civil a partir de lo ilegal. Un ejemplo es la palabra homosexual que es legal y desarrollada como una medida de control, en el libro de Rodrigo Laguarda, Ser gay en la ciudad de México. Lucha de las representaciones y apropiación de una identidad, 1968-1982, explica que la palabra “Gay” llego a México como un cambio estructural que se va infiltrando hasta convertirse en un elemento social. Traficar una ideología se ha convertido en una medida ilegal  que nuestro sistema al principio se opuso y resistió. Actualmente otro ejemplo estas construcciones de hablan sobre las identidades Queer presentes en este transitar cotidiano.

Por una parte el Narcotráfico rosa es la integración del sujeto LGBT al mundo de las drogas y el crimen explicando el papel que ocupan dentro de este fenómeno que ha desatado una guerra en México y gran parte de los países. El Narcotránsito sería la evolución cualitativa del sujeto gay frente a la historia de las drogas y la historia de la farmacología.

El Narcotráfico Rosa es una categoría del Narcotráfico común que se nos presenta como un Necromercado. Creemos que el color negro absorbe todas las frecuencias, eliminando las posibilidades de que otro tono se integre al juego, pero si desfragmentamos esta teoría física, la integración gay es tan clara y visible que las mismas estructuras criminales comienzan a perder su peso predador. Ahora el trono no sólo está a cargo del Macho, del Patriarca, Sicario, Heterosexual; esta bestia frágil no puede recuperar sus cimientos, es momento que otras identidades tomen el control del crimen y comiencen una nueva historia.

Datos culturales

El narcotráfico piensa que ha ganado, que cada día hay más consumidores y es inevitable una legalización. El narcotráfico piensa que la violencia es el medio para infundir y expandir su territorialidad, que es normal ver la sangre de forma natural. El narcotráfico aplaude el hecho de que cada vez haya más jóvenes dispuestos a enfilarse en sus tropas. Pero lo que desconoce, es que el narcotráfico está en su momento más vulnerable. Lo que no sabe es que se encuentra en la apoca donde puede seguir subsistiendo a base de vidas o desaparecer si tomamos una decisión de erradicar con esta institución.

Es por ello que gracias a todos los errores (puntos frágiles nacidos de una guerra salvaje y llena de ignorancias sentimentales) y acceso a la información libre, decido entrar al juego y crear una propia investigación en la fecha de que habita mi cuerpo científico (2105-∞), de presentar la historia del narcotráfico H-LGBTTTI-Q dentro de las realidades que el género de igual manera ha denegado.

El Chapo Guzmán se ha convertido en una figura heroica que se ha sobrepuesto y dejado en ridículo las capacidades del gobierno y sus sistemas de seguridad, a través de su reciente captura, pone en evidencia dos aspectos: la narcomoda a través de la ropa y el faloempoderamiento de nuestra sociedad machista. Por una parte las camisas florales que utilizaba fueron puestas en venta generando ganancias monstruosas, por el otro diversos medios comunicación gay hacían alabanzas de su “bulto” que aludía a un grande pene lo cual hace atractivo a un líder criminal.

Joaquin El Chapo Guzman

Héctor Beltrán Leyva al tomar el poder en 2010. Renombra su organización como el Cartel de Pacífico Sur. Su tendencia homosexual tuvo repercusiones en el cartel. La supuesta relación con el cantante de música grupera Sergio Vega, El Shaka provocó que fuera asesinado por un ataque de celos. Otra de los personajes, La Barbie, también ha quedado en disputa su supuesta bisexualidad y relaciones con personas trans, sumados a esta la narcomoda con la camisa Polo al momento de ser capturado.

beltran_2

Broly Banderas fue conocido como uno de los narcos más famosos de México. Él trabajaba para los Caballeros Templarios. El comenzó a escapar del terreno clandestino para documentar como una Facestar su trabajo a la hora de extorsionar, secuestrar, torturar, asesinar entre otras imágenes atroces del crimen. Sus fotos también presentaban el estilo de vida que un sicario podía darse, desde borracheras, compras y excesos sexuales. Muchos insisten sobre su homosexualidad, aunque en una entrevista hecha por diversas redes, asegura tener una esposa muy gastalona, a pesar de esas declaraciones existen fotografías donde aparece con hombres y travestis.

image_1+111

El mundo gay y su relación con las drogas

Es innegable no dejar de pensar en la existencia de drogas y una cultura del desequilibro en la comunidad gay. Desde el primer momento en el que se ingresa existe una fuerte relación, incluso en la construcción de jergas y argots se presentan figuras que se disputan su identidad con las drogas.

Dulceros.- El término dulcero nace a partir del uso de drogas compactas y su uso estético que escapa de la estorbosidad de drogas que puedan provocar malos olores y operaciones tardías. El sistema en el que ellos se mueven son antros gays, espacios clandestinos como hoteles, parques, saunas, playas, universidades públicas, y las aplicaciones digitales de ligue. Otra de las situaciones es la prostitución como estrategia erótica en la cual logran obtener doble pago.

Musculocas.- El uso excesivo de anabólicos y su relación entre salud/desalud es muy evidente en las fiestas de música electrónica o fiestas en playas o carnavales. Por un lado están constantemente obsesionados por tener un cuidado en el cuerpo, por el otro se están relacionando constantemente en fiestas nocturnas donde usan tachas, cristales, ácidos, cocaína, cualquier droga que los acelere, que les de éxtasis y los haga deshidratarse o sufrir catabolismo (que es su mayor miedo porque pierden masa muscular). Además su constante histeria y ataques de ira por someterse a ciclos ilegales donde sus químicas internas se ven afectadas radicalmente.

Modernas.- Al igual que las Party Monster, esta figura de un gay que es inter, que tiene acceso a todos los excesos que cualquier sujeto local o extranjero desee es como se presentan en México. Desde la figura de un videoblogger, dj, cantante, figura pública que está en “proo” de una construcción de un mundo gay. Sus relaciones abren espacios a todo tipo de personas, incluyendo vendedores de drogas, actores porno extranjeros, Drag Queens, cantantes, figuras pop de una ideología fast-fod.

Barebacks.- Existen dos formas en las cuales las personas infectadas con Sida deciden ejercer un narcotransito. El primero de ellos es el uso de drogas como un atrayente, una forma de lograr tener relaciones a pelo (sin condón) para infectar y seguir reproduciendo la cadena infecciona. La segunda modalidad esta en vender sus tratamientos para obtener dinero. Cabe mencionar que muchos infectados están revelándose contra los sistemas gubernamentales y médicos negando el uso de tratamientos y la explotación de sus cuerpos como armas bélicas dedicadas a mantener el Sida.

La cultura también adopta las drogas incluso de forma positiva, porque estas brindan toda una suerte de características que abren puertas del mundo gay. Las modas en la ropa, los peinados, el look o incluso la adopción de conceptos para proyectos ha sido toda transformación que carece de crítica porque como homosexuales estamos atrapados en esta circularidad de violencia. Desde ir al Marra y ver a Rita Malverde hacer sus performances, hasta el hecho de comenzar a vender drogas en las apps de ligue se ha convertido en nuestra realidad narcótica LGBT…

 

¿Qué significa ser un policía homosexual mexicano?

IMG_0904

Al calor de las copas y en una insinuación a tener sexo, saliendo del antro llamado “La Purísima”, mi ligue y amigo policía me ofreció una noche de placer o una confesión, escogí la confesión la cual me brindo en los tacos de Bucareli:

Eso no existe en este país, primero debes preguntar que es un policía para luego entender a un policía gay. Ser un policía en México es símbolo de todo lo malo que se tiene como persona, ser policía es tener una imagen diseñada y que esta no puede cambiar por más buenas acciones que realices; somos el resultado de la incapacidad que tienen nuestros gobiernos, investigadores, empresarios, académicos y personas para tratar con su propio entorno. No estoy negando el hecho de que somos unos culeros, y a veces es mejor la mordida que lidiar con los procesos legales que nosotros incluso consideramos una basura que nos obligan a imponer.

Ser policía es ir por la calle sabiendo que nos van a mentar la madre, que no nos van a bajar de nacos e ignorantes, pero no es nuestra culpa nacer en un contexto jodido. Nos dan desayunos basura que ni los mismos vagabundos comen, cómo quieren que seamos delgados cuando nos dan mierda y para lo único que nos alcanza es para los tacos y las tortas. Los rateros y criminales son asesinos a sangre fría y por muy entrenados que podamos parecer somos hombres y le tenemos miedo a la muerte. A diario somos ofendidos, nos obligan a contestar, a pelear, a aplicar el poder porque a veces aplicarlo es nuestro único medio de defensa, pero desnudos, sin uniformes y sin armas somos vulnerables y entre nosotros nos criticamos y nos prendemos si alcanzamos una oportunidad de crecer laboralmente.

Los Mata policías tienen una razón de existir; somos unos hijos de puta por no dejar trabajar a los informales, dilers, criminales; debemos evitar el crimen sin saber cómo es que se ha generado y todos los días, tardes y noches siempre nos esperan criticas de nuestro comandante, mujer descuidada, hijos sin valores (porque nuestros valores ya no sirven, no somos ejemplo para nadie).

Recurrimos a putas porque es nuestro desesteres, escuche en alguna ocasión la palabra Machista en una conferencia de valores que nos brindan, muchos policías tienen problemas en su matrimonio y creo que su infidelidad es por dinero, no nos pagan bien y es difícil sustentar a una grande familia.

Cuando son marchas es bien puto incomodo saber que incluso uno de tus hijos puede ser que él se manifiesta, debemos acatar órdenes o nos quitan la chamba, si revisas los expedientes de desempleo en la policía no sabes a que cantidad tan enorme despiden y que otra cantidad ingresa, nos parecemos a los de Call Center.

Los altos mandos esos si son culeros, ellos si roban y nos hacen caer en su cinismo. Hemos robado en tienditas, casas de barrio, casas lujosas, chavitos que salen de antro y son víctimas fáciles; nuestras ganancias son las mordidas, el salario es la renta de todo.

Si hablamos de un policía homosexual

De entrada no puedes ser homosexual, la gente es bien ignorante, no se vislumbra a un guardia gay afeminado, ellos han de pensar: “Un joto a cargo de nuestra seguridad, mejor indito, se ve más aguerrido”. Pero no fueran policías mujeres, no las bajan de machorras, no son lesbianas, son machorras ignorantes.

Entre policías si existe la homofobia y el closet, imagina que es un único acceso al trabajo y te lo quiten por tus preferencias, todavía en altos mandos se ve más visible o en los administrativos, porque no son vistos no hay pedo, pero hay que dar una imagen de soldado protector y no de joto guardián.

Muchos policías si acosan a chavitos de zona obvia u otros antros clandestinos, con eso de que nos sabemos mover de noche, incluso muchos crímenes son cometidos por gente de nuestras propias filas, es gacho saber que el homosexual esta apelado a la figura criminal por ser un reprimido.

Ser un policía declarado no ha sido fácil, después de mi rutina, mi día libre (Jueves) me voy de fiesta al Marra o la puri, a veces finjo cambiar de profesión porque igual hay muchos gays que tienen fantasías bien retorcidas: “Somete bajo el poder de la ley”, que mamadas son esas. Mis ligues han sido de Facebook y Grindr, es difícil que no puedo dar una imagen autentica porque no me es posible, incluso muchas veces me he asimilado de closet cuando no lo soy.

Lo pasivo y lo activo incluso es cuestionado, es irritante porque si eres policía ya estas etiquetado a una visión activa, si eres pasivo eres de closet, es horrible saber que existe una definición a tu placer sexual, me gustaría decir que rol soy, pero se prestaría a una cuestión de crítica, dejémoslo en INTER.

Cada día me levanto contento, me arreglo y uso el uniforme limpiamente. Muchas compañeras me han invitado a bailar, pero les digo que tengo pareja, no me preguntan más, pero si me digieran cómo se llama o quién es seguramente diría que es un hombre con orgullo. He tenido buenas relaciones con solo 1 hombre, otros son una basura que se quieren aprovechar de mi condición de autoridad si es que eso existe.  Espero pasar a un puesto administrativo y tener más libertad, en mis ratos libres tomo curso en el CECATI para ser algo más y honestamente si he pedido mordidas.