Reconocibilidad

¿Cuándo algo tan importante, tan real, tan único que significa tocar un cuerpo, realmente tocarlo y explorarlo en placer se volvió tan común como las miles de imágenes que nos rodean a diario? No sabemos a quién culpar, tal vez a nosotros mismo como homosexuales al no apreciar las cosas que pasan en nuestra vida, aunque existan las infinitas críticas quiero pensar que cada lágrima, cada palabra, cada acción tiene su valor como agradecer la belleza del chico del tatuaje de garra de oso que se la pasaba diciendo que era feo y gordo para causar lástima, y eso es una mentira, deje de creer en la belleza y la fealdad para mirar lo que somos: temerosos de amar, muy temerosos por no decidir ser tan majestuosos como las flores en la punta de las colinas imposibles de escalar Sigue leyendo

El inentendible rechazo del ser. Lo incorregible de ser humano

IMG_0501

1

400 posibilidades biológicas entre las cuales  15 son aptas, quebrar el parámetro de una máquina que define las relaciones emocionales entre personas del mismo sexo, el azar digital puede ser eliminado por las levitaciones del Panóptico sabio.

2

Solamente escoger las 15 posibilidades correctas no es destino, es una fuerte idealización de la realidad al predecir lo que la máquina nos está diciendo; el mundo del rechazo está a la orden del día.

3

El cuerpo se ha convertido en el impulso óptico, las palabras entran al mundo del mutismo y el cerebro construye solo líneas eléctricas de estimulaciones falsamente temporales. El cuerpo es víctima de su propios órganos.

4

La táctica de la virtualidad es un catálogo contemporáneo de bits repetitivos. Attali mira la repetición como el ángel despojado de la belleza, al igual que el insuficiente para el exigente. las horas pasan y los ángeles lloran.

5

La oferta y la demanda de cuerpos es la variable entre las 400 posibilidades que buscan un futuro Estado Nirvana, el orden de 200 servicios sería el ideal in corpus del mundo erótico, sin embargo, el karma del ser, se define en desprecio del imperfecto.

6

Sufrir desprecios de la demanda convierte al sujeto en mercancía incomestible, inusable. esa mercancía junto con otra se consumirían a sí mismas en un orden hermético donde el dolor y el vacío estará presente como un biocadaver.

7

Algunos cuerpos comienzan a entender las lógicas del capitalismo artificial, entran en el juego de la oferta y la demanda convirtiendo a Adam en el proxeneta del placer carnal. Las probabilidades entran en el azar.

8

Los griegos se burlan o comienzan a rezarle al sujeto-bestia lamentando su imposible retorno. Bestias contra natura de acción capaces de pudrir el alma de su narciso, convirtiendo el espejo en una guillotina con pantalla en mano.

9

Los que se oponen a la demanda renuncian al uso de los placeres, invierten el juego, pero la virtualidad permanece permanente, deja de existir la ficción, entra a lo real, el sujeto vuelve a ser sujeto.

10

Los que rechazan tienen el poder de hacerlo, o simulan hacer lo que pueden con respecto a su cuerpo. la tejedura de la pantalla araña solo sirve para externar veneno, perjuicio, artificialidad, guadaña o impostora perfectum.

11

Lo inaccesible presenta la demanda con una segunda carga económica. Marx pierde el fetiche, ahora el nuevo fetiche lo impone Klein. Los órganos crecen con la ilusión de un fragmento telar, el hambre imaginativa se reduce a un triángulo invertido.

12

lo accesible de la demanda sólo es el instante decisivo entre las fuerzas físicas mayores del hombre. Punto, línea y expulsión como los motores de la sociedad inentendible. Al final, la demanda toma el papel de incomestible y éste evoluciona o se queda tajado.