El día en que las mujeres trans se convirtieron en discapacitadas

Todo se resume en la selección de esas 200 personas, ¿quiénes son las más aptas para recibirlas? ¿Qué mujer u hombre trans ha sufrido más que el otro para merecer la benevolencia? ¿Cuál es el más discapacitado, la más vividora, la más chichifa como para merecer las dádivas de la Cuarta Transformación? En esta selección, en esa lista podemos apreciar juegos de poder, favoritismos y humillaciones, al menos, la mitad de los beneficiados fueron convocados con anterioridad, seleccionados por ser figuras creíbles, sensatas u honestas. La otra mitad, fueron personas que se les prometieron tarjetas a cambio de favores, de sometimiento, de horas de hipocresía, de enormes genuflexiones. Vemos como las mismas mujeres trans validan la trampa. Sigue leyendo

Anuncios

La historia incómoda de los antros que la comunidad LGBTIQ no quiere contar

La Zona Rosa se encuentra en la delegación Cuauhtémoc, es uno de los pilares económicos más importantes de la ciudad que se encuentran unidos al turismo, generan ganancias millonarias mientras los trabajadores son sobreexplotados para ganar el mínimo. Cuando la ciudad fue gobernada por Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera, los cárteles del narcotráfico se empoderaron dejando desprotegidos a su población; a los empresarios, se les obligó a pactar un voto de silencio y siempre fueron condicionados por estos funcionarios a cambió tener sus espacios abiertos y, a veces, verse beneficiados con dinero sucio. En todo el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, Mancera negó la existencia de cárteles a pesar de que la violencia y los asesinatos aumentaron en la ciudad, a pesar de las contantes denuncias hechas por personas que sufrieron abusos en antros, a pesar de la guerra contra el narco entre cárteles que sigue cobrando vidas y nuestro actual gobierno también se empeña en negar. Sigue leyendo

No debemos confiar en los activistas LGBTI

Para ser activistas LGBTI no hay que ser especialistas ni tampoco saber mucho, basta con sujetar una bandera arcoíris, tener un celular para estar difundiendo todo tipo de información, y saber posar para la foto; basta con ir a cualquier tipo de manifestación y gritar sin conocer el verdadero motivo de sus demandas, sólo ir y esperar a salir en la imagen de cualquier medio nacional. Para ser activistas LGBTI no hace falta leer, es más, aquí en México hay diplomados especializados para ser defensor de los derechos humanos sin siquiera leer 3 libros, basta con decir que sufres discriminación y ya tienes tu certificado. Para ser activistas LGBTI debes ir al gimnasio, ser atractivo para que una organización te apadrine y te convierta en una figura prostituida: basta con decir que eres una persona trans sin serlo, basta con subir un video semanal a las redes sociales diciendo que siempre eres agredido, pero feliz de ser diferente, basta con el simple hecho de no hacer nada. Sigue leyendo

Las masacres y los asesinatos de nuestra comunidad

Todos estos casos tienen algo en común, fueron víctimas del narcotráfico, pero realmente fueron víctimas de gobiernos infames que vieron la posibilidad de lucrar con la desesperación de una comunidad oprimida que se vio vista a dialogar con criminales, policías, delegados corruptos que siempre les prometieron cosas mejores, tuvieron que verse obligados a que sus espacios se llenaran de drogas y criminales; algunos dueños, perdieron su identidad y responsabilidad con sus clientes para convertir sus espacios en agujeros de vicio, prostitución y violencia donde era más importante el dinero que la vida de una persona. Sigue leyendo

Rodolfo Novelo Ovando y la poesía correcta para decir que “aquí” no pasó nada

Al inicio del libro, se aprecia que el poemario fue uno de los ganadores del concurso Juan Domingo Argüelles, después, se leen una gran cantidad de semblanzas que elogian la profundidad del libro como si estuvieran justificando la autenticidad, es importante decirlo, de todas las personas que reseñaron el libro ninguna se atrevió a hablar de la homosexualidad del autor, ni de la homoeroticidad que se encuentra en los poemas, nadie respondió al llamado de estos guiños que se encuentran todo el tiempo entre líneas y, lo más gracioso, es validar la obra de Rodolfo con otros grandes escritores que también fueron homosexuales de clóset con la diferencia de que fue publicado en 2008, en un momento crítico para la comunidad LGBTI donde la lucha por sus derechos ya estaba alcanzando el matrimonio igualitario y los primeros estallidos del nuevo movimiento queer. Los poemas, además de tener una carga homoerótica atrapada en un clóset de cristal, son malos, son débiles, políticamente correctos porque aún hablan del miedo, de la noche como el único recurso, de los lugares lúgubres, de esos refugios donde el miedo los acorrala, son los poemas perfectos para promover una cultura que realmente no desea hacer nada por su sociedad. Sigue leyendo

La Brigada para leer en libertad y la censura LGBTI

La Brigada para leer en libertad nace como una defensa ante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto que no supo decir el nombre de 3 libros, que promovió una campaña de lectura mediocre donde leer 20 minutos al día era la dosis ideal, un sexenio que produjo una cantidad de libros basura que no tienen contenido, que su gobierno provocó que muchas escuelas de paga hicieran un sistema escolar de “competencias” en donde la lectura de libros era innecesaria, en donde las crisis editoriales convirtieron a los libros en un lujo al tener costos más altos que la cocaína y otras drogas sintéticas; una brigada que ha ayudado a investigadores y creadores de la cultura a inspirarse y producir sus contenidos, una brigada que realmente ha regalado libros y rematado otros tantos, libros de una calidad en la cual han desfilado las grandes plumas de nuestra época, una brigada que ha ayudado a un joven como yo a encontrar libros del pasado, libros que cuentan la historia LGBTI en nuestro país. Si no fuera por la brigada no hubiera leído mi primera novela gay que habla de sobre el desamor que vivían los homosexuales en el pasado o novelas políticas que hicieron visibles la existencia de grupos paramilitares dedicados al asesinato de personas trans, o mayor aún, libros sobre el activismo en nuestro país. Sigue leyendo

El amor no basta y las historias que se viven fuera del movimiento gay

La novela publicada en 2018 cuenta la historia de un hombre adulto que descubre su homosexualidad a través de la convivencia con otras familias, sin darse cuenta se enamora de un hombre al que sólo se le conoce como “El Amante”. A lo largo del relato, el hombre comienza su lucha por aceptar su romance con el amante, de igual manera, con el paso del tiempo, también lucha para descubrir su identidad que poco a poco se va manifestando a medida que se va enamorando y desenamorando; como si estuviéramos leyendo las etapas psicológicas del enamoramiento, obsesión, locura, frustración, desenamoramiento, aceptación y realidad, nos vamos internando en la historia que va dejando una sensación de autodestrucción constante por tener a ese objeto de amor. Sigue leyendo

El fracaso Empower LGBT 2018 y la economía rosa de la muerte

Según investigadores de la UNAM, el peor trabajo al cual están destinadas nuestras juventudes es sin duda una empresa de Call Center dejando en segunda posición las cadenas de servicio en plazas comerciales que en su mayoría una enorme población LGBTI+ trabaja de manera sobrexplotada e invisibilizada con un sistema de horarios que nos les permiten establecer una rutina fija al tener que rolar horarios y días de descanso, básicamente estos trabajos están atados a las lógicas del capitalismo rosa que ha cobrado una importancia desde 2010 en México con los estudios del Pink Money. En el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto se ha visto una importancia casi vital de tener que atrapar estas economías rosas desde todos los puntos posibles (legales e ilegales). Sigue leyendo

No podemos permitir que sus muertes queden impunes

La historia nos ha demostrado que si no le formas vas a pagar las consecuencias: en el lapso de 1991 a 1993 se reportaron más de 13 asesinatos a personas travestis y trans de la ciudad Tuxtla Gutiérrez en Chiapas por parte de los llamados Escuadrones de la muerte. El único antro LGBTI de ese lugar se vio envuelto en redadas y amenazas por parte de estos grupos quienes esperaban a que las chicas salieran para ser levantadas y asesinadas. En el año de 2005, el asesinato de Octavio Acuña fue incitado por atreverse a denunciar a un par de policías que lo agredieron en un parque local de Querétaro, las autoridades trataron de culpar a su pareja del asesinato, pero la rápida respuesta de la comunidad gay pudo evitar ese terrible escenario. En esa misma época (2008) el antro conocido como Cabaretito era blanco para asesinos seriales, además, la policía llegó a encarcelar al dueño Tito Vasconcelos por violación, corrupción de menores, por poseer pornografía infantil y venta de drogas, los procesos irregulares y las acusaciones falsas del caso llevaron a una lucha por su liberación. En el año de 2016 se realizó un operativo encubierto en la casa de citas conocía como El Río Marne donde supuestamente prostituían a menores de edad, el dueño fue culpado siendo inocente, su familia se ha enfrentado ante un caso de impunidad, y así continua la lista de locatarios, activistas, trabajadoras trans y miembros de la comunidad LGBTI que han sido inculpados, extorsionados, amenazados y asesinados por todo un sistema que ha convertido la noche en espacio de impunidad. Sigue leyendo

Cuentos homosexuales escritos por heterosexuales

El analista Antonio Marquet explica que las obras gays, tanto las literarias como las pertenecientes a otras corrientes artísticas, son aquellas obras concebidas por homosexuales y que retratan o evocan la forma de vida gay. También deben considerarse dentro de la cultura gay aquellas producciones cuya temática no aborda directamente la vida homosexual, pero son obra de artistas gays. Asimismo debe incorporarse aquellas producciones de heterosexuales o bisexuales e incluso de homófobos, que se integran como referencias obligadas de la comunidad homosexual.

Tanto la heterosexualidad como la homosexualidad son construidas desde los dos polos y otras interpretaciones que provienen de la escritura femenina, feminista, lésbica, trans, entre otras identidades y preferencias. Sigue leyendo