A pesar de todo, quiero seguir creyendo en el amor

Estas palabras vienen a mi persona el día de hoy, un día en el que me leo y descubro que ya no escribo cosas tan bellas en el sentido del amor. Parece ser que realmente vivir en un mundo gay a veces te despoja de tus mejores sentimientos, pero esa sensación puede ser cambiada. Lo digo porque hoy en día existe una intolerancia y una prohibición a los sentimientos negativos, sentimientos que surgen como una respuesta al dolor.
A pesar de todo, sigo creyendo en el amor a pesar de lo que miran mis ojos, violencia e hipocresía creciente. A pesar de todo, quiero seguir creyendo en el amor. Sigue leyendo

Anuncios

50 libros imprescindibles para entender la cultura LGBTTTI-Q en México

Para la siguiente selección se escogieron 50 libros de 150 obras que van desde la novela, ensayo, historia, poesía, cuento, crónica o investigación. Esta no se considera una lista definitiva debido a que la cantidad de títulos es enorme y en constante crecimiento, por ende espero en un futuro subir más listas. Se tomaron en cuenta diversos aspectos como la antigüedad de la obra, el precio que va desde cero hasta quinientos pesos, la dificultad para conseguirla, la aportación histórica, su aportación estética, cultural, histórica, contextual y hasta el escándalo social producido. También se integraron algunos libros que no son necesariamente LGBT, pero ayudan a crear un contexto y situación de las décadas. Algunos datos curiosos es que en la lista hay muy poca obra lésbica debido a que me gustaría crear una lista especial sobre esta temática, la mayor cantidad de obras radican entre los años: 2016, 2014, 2010, 2008 y 2007; la lista es continua desde el año 2007 a 2017 dejando entrever una década lineal de obras. La lista comienza desde el año 1890 y las décadas parten desde 1950 hacia adelante. Sigue leyendo

Oniria. La novela de nuestro futuro

Las historias están llenas de una sencillez, pero tienen un trasfondo muy serio, ya que la sociedad parece perdida y sumida en el crimen cotidiano, pobreza y robo; la vida se ha tornado en un momento preapocalíptico donde la comida comienza a ser sintética y transgénica, donde la carne ya no alcanza y se da restos de perros y humanos, un lugar donde la contaminación ambiental comienza a desaparecer el cielo azul y las tecnologías florecen con pantallas holográficas y sonidos esfereofónicos. La vida que se plantea en Oniria es un reflejo de muchas cosas que vivimos hoy en día lo cual causa una sensación de escalofríos. Sigue leyendo

Escrituras de un presente futuro

Quiero hablar de tres autores que en estos momentos están escribiendo y planean publicar, además de ellos quisiera sumarme debido a que también soy escritor y busco la meta de poder crear libros. Desde hace tiempo he seguido su trabajo, tanto que considero que pertenecemos a un grupo de escritores que están a punto de dar a luz como figuras públicas de sus propios contextos. Sigue leyendo

El sueño de escribir una de las mejores novelas LGBT

Es importante que existan obras que lleguen a ser comparadas con El Vampiro de la colonia Roma o que incluso superen su calidad, si esto ocurre, las generaciones presentes podrían darle un mejor sentido a su realidad, pero parece ser lo contrario, aun no llega una novela capaz de alcanzar dicha popularidad.  Sigue leyendo

Cuentos homosexuales escritos por heterosexuales

El analista Antonio Marquet explica que las obras gays, tanto las literarias como las pertenecientes a otras corrientes artísticas, son aquellas obras concebidas por homosexuales y que retratan o evocan la forma de vida gay. También deben considerarse dentro de la cultura gay aquellas producciones cuya temática no aborda directamente la vida homosexual, pero son obra de artistas gays. Asimismo debe incorporarse aquellas producciones de heterosexuales o bisexuales e incluso de homófobos, que se integran como referencias obligadas de la comunidad homosexual.

Tanto la heterosexualidad como la homosexualidad son construidas desde los dos polos y otras interpretaciones que provienen de la escritura femenina, feminista, lésbica, trans, entre otras identidades y preferencias. Sigue leyendo

La pintura Furry de Favio Montoya

El tercer elemento es la poesía que acompaña la atmósfera de cada pintura. En estos versos, Montoya recurre a la poesía intimista que narra de su experiencia misma de hombre que ha gozado y ha sufrido el camino del amor, desamor y rechazo de maneras bisexuales; la empatía de los versos ayuda a cuestionarnos si realmente hemos buscado la felicidad, si realmente nosotros estamos satisfechos con nuestras situaciones actuales, por ejemplo, en el poema Fear/Miedo nos convierte en un Zoroastro: Sigue leyendo

La literatura Gay indispensable en 2018

El leer las cinco obras abre muchas posibilidades, ayuda a comprender la historia pasada y presente expuesta a través de cinco miradas totalmente diferentes. Es importante que exista una demanda para que puedan existir más reimpresiones al igual que presentaciones. Un libro que llega a más lectores crea conciencias y cambios estructurales, es importante decirlo, muchos libros LGBT que actualmente están teniendo producciones en masa no están aportando conciencia, realmente se necesita que nuestras generaciones lean, es un ejercicio social que ayuda a mejorar nuestros lugares y nuestras vidas. Estas cinco obras están recomendadas, vale todo el camino encontrarlas y leerlas.   Sigue leyendo

La novela murió. Las crónicas de Rubem Fonseca

Rubem no es un hombre que le gusta tomarse fotos, de hecho, evita las fotos a toda costa. Cuando fue a ver la grabación del episodio se encuentra con el personaje de nombre Viveca que le pide tomarse una foto, Rubem accede gustoso “Después alguien me preguntó: ‘A ti que no te gusta tomarte fotos con nadie, ¿te tomaste una con el travesti?’. Le respondí: ‘Lo hice precisamente porque se trataba de un travesti, un hombre que salió del clóset y enfrenta la discriminación a gritos”.   Sigue leyendo

No era un ano humilde

Me gusta penetrar durante un tiempo y sacar mi pene para cerciorar el estado del ano: la mayoría de las veces el condón se tiñe ligeramente de un poco  de sus heces fecales o el ambiente se tiñe de un olor a caca, algo incómodo pero pequeño para no entorpecer el acto, a veces, hasta el aroma se vuelve agradable. En otros episodios el pene sale con trozos viscosos de popo, de ahí depende mucho la consistencia, color y aroma; he visto caca de color verde, naranja, café, negra y hasta azulada, creo que esto se debe a la mala alimentación. Lo que salía era un hilito de sangre, limpiaba con papel reciclado y volvía a meter, una rutina que duro como veinte minutos hasta que decidí eyacular y largarme a la verga de esa fraudulenta cola, no era un ano humilde, era una cavidad plástica que babeaba lubricante, sangre y caca mal fermentada. Sigue leyendo