Nosotros los otros, un tratado estadístico de la desigualdad

La construcción de la discriminación o una de sus características más importantes es que todas las personas serán discriminadas al menos una vez en toda su vida. Para tratar de entender el fenómeno de la discriminación es importante pensar en otras formas en las cuales los cuerpos son perjudicados. El primer planteamiento sobre el humano es que en algún momento de su vida será un sujeto precario, es decir, tenga recursos económicos o políticos su cuerpo se verá afectado por condiciones que limitan y lastiman su ciclo de vida. Vale la pena decirlo, todos somos sujetos precarios y la condición de la precariedad se presentará en distintas formas y etapas de la vida. Desde la infancia hasta la vejez seremos discriminados. Sigue leyendo

Anuncios

Amor de Brayians y Wendys, la realidad en una fotografía

La idea de que se está perdiendo la sensibilidad a causa de la emancipación de la violencia es una mentira, la estimulación que se tiene al ver como se daña el cuerpo físico crece y comienza a ser exigida y necesaria. La tanatofilia permite ver las reacciones sociales ante una noticia. La muerte de un joven de 16 años siendo besado por su novia es uno de los retratos más cómicos y perturbadores que vive México, las redes sociales han manifestado sus burlas, se ríen de la fotografía, les causa morbo. La identidad de estos jóvenes es reducida a nombres precarios que exponen la ignorancia y la falta de credibilidad, la moda de llamar Brayian a los jóvenes criminales y sus novias Wendy, hacen que la identidad de Mario N sea una caricatura. Sigue leyendo

Significado de la palabra homosexual

“El poder no es una forma concreta de opresión, represión y control instantáneo, caso por caso. El poder que gobierna el sistema social es un tejido de micro-discriminaciones, micro-insultos, micro-explotaciones, micro-racismos que se engarzan unos con otros hasta hacerse un todo sólido y compacto que parece que nos aplasta desde arriba, desde alguna instancia anónima controlada por fuerzas ocultas”. Sigue leyendo

Reflexión sobre el baile de los 41

La identificación con el otro sexo implica una transformación de la imagen del cuerpo, en tanto que los órganos sometidos a la erotización sufren una modificación del estatuto. Por ejemplo, en el hombre, el pene se convierte en el clítoris, los testículos en los grandes labios y el ano en la vagina. El mismo individuo, a través de heridas en el pubis, imita el sangrado menstrual. Finalmente, a través de una concepción artificial, colocándose discretamente telas en el vientre, llegan a simular en el embarazo. Al término del proceso, el defecar es visto como dar a luz y el resultado definitivo es el traer al mundo a “un niño que nació muerto”. Sigue leyendo

Definición y suicidio del alma en el género

  Imaginemos que la identidad es como el alma e imagina que el alma tiene una raza (puede ser de raza azul, roja, amarilla, verde, el color que desees). Imagina el alma que cada uno posee, imagina las tonalidades que puede alcanzar, su color predeterminado. Imagina que su límite se encuentra entre un color y otro, la naturaleza de la identidad es tan poderosa que puede traspasar las líneas de un color a otro, pero su corazón siempre tendrá la misma estructura y núcleo. ¿Alguna vez has escuchado el término Suicidio del alma y no has sentido un escalofrió profundo en el fondo de tu pecho? Sigue leyendo

La creación de la palabra “Homosexualidad”.

Marqués de Sade clasifica las contra naturas en 4 pasiones que ha desarrollado el hombre hasta el siglo XIX: Pasiones simples, complejas, criminales y asesinas donde: las simples violentan las edades con la pederastia; las complejas violentan los lazos de sangre con el incesto; las criminales entran las violaciones, homosexualidades, zoofilias; las asesinas embarcan todo el masoquismo, tortura e inquisición, asesinato sexual, necrofilia y cortadura del alma. Pasolini los define como El círculo de las Manías, El círculo de la Mierda y El círculo de la Sangre. Estos colores (blanco, rojo y negro) no están separados de nuestra sexualidad, nuestros ritos sociales, ritos de paso, son bases en la cual fundamentamos todos los procesos vitales de la vida entre lo llamado “bueno y malo, legal o ilegal”, son las primeras raíces en las cuales todos los cuerpos mutan. “Los colores son concebidos como si se tratara de ríos de poderoso flujo, que toman su fuente en el dios supremo y penetran todo el mundo de los fenómenos sensibles con sus cualidades específicas”. Sigue leyendo

Tepito, Paraíso de la falluca y el recuerdo de una época dorada

Hace unos días encontré una nota sobre el comercio del Barrio, hecha el 07 de enero de 1985 con motivo de una tradición popular conocida como “La llegada de los Reyes Magos”. En esta nota, hablan de un Tepito libre, centro importante del comercio en electrónicos (cada época se acostumbra a vender lo que está de moda), cosas prohibidas e inexistentes. El boom de aparatos estaba conformado en electrodomésticos, estéreos y video caseteras con películas de todo tipo de gusto y género, no es para menos, la última novela que leí sobre el tráfico de electrónicos fue Las Púberes Canéforas de José Joaquín Blanco quien hace referencia a este tema. Sigue leyendo

El rey de los niños

Durante mucho tiempo se convirtió en mi sombra, me seguía a todos lados, quería estar a mi lado, pero sobre todo, quería hacer el amor y yo no podía permitirme tocarlo, era demasiado joven y yo demasiado triste, pero su voluntad rompió la mía, Minor era conocido como el Rey de los niños. Sigue leyendo

Postales desde Tuxpan

Al otro día, seguía rabioso, el taxi tenía una inscripción con caligrafía chola: “Señor del veneno”, quiero una dosis por favor. Miras al mesero, le llamas “la loca del pueblo”, su felicidad me recuerda lo mucho que odio la apariencia, podría pedirle hacerle el amor solo para calmar el odio. ¿A quién odio? Me digo a mí mismo que no puedo odiarte, pero un agujero en mi cuerpo quiere decir lo contrario, no quiero que crezca, quiero atesorar tu calidez por encima de todo, y me cuidas aunque quiera herirme, no sé por qué te tomas la paciencia con un muchacho terrible.
Sigue leyendo

La Heteromáquina y el poder de los privilegiados

Durante años, los hombres lucharon por encontrar la cura a la homosexualidad con rotundos fracasos. No importaba que técnica, sustancia o rito se usara, ninguno era capaz de lograr una reversión. Con el fin de promover una cura, algunos científicos optaron por la transición del cuerpo. “Sí su alma se aferra a amar a su igual, entonces vamos a convertirlo en su contrario”. Pero el transexual seguía siendo corrupto al ser incompleto y no amar a su contrario, entonces, la heterosexualidad sufrió una melancolía del olvido. Sigue leyendo