Mastificación de los sentidos, el disparo vulgar del sexo duro

Clavar los dedo en su máquina saca caca, en seco, con violencia, provocar un sangrado, hacerlo gritar, pedir misericordia, comenzar la violación; el uso, la sobreexplotación del cuerpo porque ahuevo que los putos jotitos les fascina y más a los intelectuales, sí, a aquellos que alimentan sus deseos con otros autores, que quieren cambiar al mundo pero su bestia es más grande, más grotesca, más perra que sus investigaciones; espíritus parafílicos, los nuevos criminales sexuales contemporáneos. Sigue leyendo

El teatro de las pesadillas en la fiesta BOMBA oriental (Primera censura).

A la velocidad nocturna me dirijo al teatro Fru Fru donde la fiesta BOMBA ambientada ya está. En la entrada diversas drags, chicos gays, modernas y toda una serie de modas alternativas desfilaban bajo lo contemporáneo de este espacio destinado a lo macabro, mi primera advertencia, un cuadro de un demonio con enormes ojos esperando devorar mi alegría. Sigue leyendo