Rubem Fonseca fue el primer escritor trans que leí

Viveca es una joven prostituta de 16 años que fue levantada por un funcionario para tener relaciones sexuales. En el hotel, el funcionario descubre que Viveca tiene pene lo cual termina en una disputa, Viveca utiliza un pequeño cuchillo para cortarse el brazo y amenazar a su cliente con llevarlo a la policía fingiendo un intento de asesinato; es aquí cuando Mandrake el abogado de los chicos malos entra en acción para salvar al funcionario. En una de las escenas más fuertes donde Viveca es detenida por lo policías y le quitan el dinero robado ella confiesa su sentir trans: Sigue leyendo

Lo que provoca Antonio Heras es salir a las calles a follar. (Reseña de “Un Blanco Fácil”).

Un Blanco Fácil, es un pequeño libro de relatos homosexuales compuesto por 7 historías que van desde el suspenso, los instantes decisivos hasta la pornografía pura. El inicio del libro es contundente, nos arrastra a un mundo de futbolistas famosos que aprovechan cada oportunidad para poder coger. En cada historia los cuerpos tienen una base importante ya que la mayoría de los personajes son deportistas, bellos, extranjeros, migrantes, deseos solamente reconocibles en un contexto único de la localidad de Heras, de igual forma las historias son universales al exponer temas como el cruising en un parque, la habitación cálida de tu hogar o los barrios bajos, elementos que acompañan al autor en sus primeras etapas creativas, justo de la misma manera en que Truman Capote escribió sus primeros cuentos y dieron la luz después de ser reconocido.  Sigue leyendo

La primera novela del Sida en México y El primo Javier

“El primo Javier” fue publicado en 1996 a cargo de la editorial Planeta y en su primer tiraje se presumen un aproximado de dos mil copias. La historia está escrita en primera persona por una mujer de nombre Andrea que se realiza una prueba de VIH debido a que tiene dudas, ella le fue infiel a su pareja y teme haberlo infectado, durante el proceso se nos explica quién es ella y por qué terminó en esa situación que parece descabellada ya que “ella” es una mujer y se ha hecho una prueba de VIH-Sida, enfermedad supuestamente exclusiva entre hombres homosexuales. A medida que vamos avanzando descubrimos que el VIH-Sida es como un primo lejano que viene de visita y puede quedarse de forma indefinida. La forma en la que Edmée se adentra en el diálogo es sin duda atractivo, ameno, divertido y profundo; en su historia logra adelantarse en el tiempo, informa sobre el virus mientras cuestiona inquietudes sociales, el papel de las mujeres, su sexualidad, la infidelidad y los acercamientos del poliamor. Poco a poco te vas identificando con el personaje porque ella proviene del desconocimiento y la meditación con el “Yo” interior. Leer los pensamientos de Andrea es leernos a nosotros mismos en nuestra vulnerabilidad, eso es algo maravilloso porque la autora lo hace de manera sencilla rompiendo las barreras que comúnmente solemos poseer, no te puedes leer la novela de forma indiferente, te hace partícipe. Sigue leyendo

Aparece Dios cuando escribo tu nombre. Armando Polanco y la poesía devota

En la constante lectura nos damos cuenta que Polanco trata varias veces de invocar el nombre del amor, pero al no atreverse lo único que logra es la continuación tortuosa del deseo: “tu nombre dador de vida aparece”, “cuando digo tu nombre, cada letra ilumina mis sueños atrapados”, “pregúntale al mar qué significa tu nombre” “mientras yo recitaba tu nombre en todos los idiomas”… esta constante comienza a volverse peligrosa debido a que rompe por completo la idea homoerótica, en algún momento es como si leyéramos a una mujer devota y sumisa por el amor de un hombre que se aferra a no olvidar. Sigue leyendo

Fahrenheit 43

“Leer es para burgueses”, una frase que se repetía a gritos mientras un grupo de anarquistas incendiaban una librería a media manifestación. Hace 5 años, 43 jóvenes estudiantes fueron secuestrados y desaparecidos por mandos militares y policiacos a cargo de … Sigue leyendo

La soberbia juventud. La novela no homosexual de Pablo Simonetti

El problema con la historia es que los personajes son un terrible cliché, no hay una profundidad en ellos, de hecho, el arco narrativo siempre es estable, incluso los momentos donde precede la desdicha, las peleas y el caos es sumamente plano, es una novela homosexual donde no hay homosexuales, donde el ser homosexual queda totalmente ignorado de su realidad, es como si pudieras poner a cualquier persona y decir que es gay. Sigue leyendo

Rodolfo Novelo Ovando y la poesía correcta para decir que “aquí” no pasó nada

Al inicio del libro, se aprecia que el poemario fue uno de los ganadores del concurso Juan Domingo Argüelles, después, se leen una gran cantidad de semblanzas que elogian la profundidad del libro como si estuvieran justificando la autenticidad, es importante decirlo, de todas las personas que reseñaron el libro ninguna se atrevió a hablar de la homosexualidad del autor, ni de la homoeroticidad que se encuentra en los poemas, nadie respondió al llamado de estos guiños que se encuentran todo el tiempo entre líneas y, lo más gracioso, es validar la obra de Rodolfo con otros grandes escritores que también fueron homosexuales de clóset con la diferencia de que fue publicado en 2008, en un momento crítico para la comunidad LGBTI donde la lucha por sus derechos ya estaba alcanzando el matrimonio igualitario y los primeros estallidos del nuevo movimiento queer. Los poemas, además de tener una carga homoerótica atrapada en un clóset de cristal, son malos, son débiles, políticamente correctos porque aún hablan del miedo, de la noche como el único recurso, de los lugares lúgubres, de esos refugios donde el miedo los acorrala, son los poemas perfectos para promover una cultura que realmente no desea hacer nada por su sociedad. Sigue leyendo

El Mataindigentes y una Guadalajara homofóbica

Como parte de la literatura perdida de la década de los ochentas, la nota roja ha ayudado a ser un espejo narrante sobre la vida homosexual de nuestro país. El Mataindigentes es una novela publicada en 1994 a cargo del escritor Luis Mendez Asensio que se adentra en el año de 1989 en una Guadalajara ultraconservadora que comienza a vivir en un estado de terror por la misteriosa llegada de un asesino dedicado a matar indigentes mayores de edad. la historia es contada por Osvaldo Arronte, un periodista menospreciado que busca convertirse en uno de los cronistas más importantes del país. A lo largo del relato, nos convertimos en testigos de los fríos y calculados asesinatos. Sigue leyendo

La Brigada para leer en libertad y la censura LGBTI

La Brigada para leer en libertad nace como una defensa ante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto que no supo decir el nombre de 3 libros, que promovió una campaña de lectura mediocre donde leer 20 minutos al día era la dosis ideal, un sexenio que produjo una cantidad de libros basura que no tienen contenido, que su gobierno provocó que muchas escuelas de paga hicieran un sistema escolar de “competencias” en donde la lectura de libros era innecesaria, en donde las crisis editoriales convirtieron a los libros en un lujo al tener costos más altos que la cocaína y otras drogas sintéticas; una brigada que ha ayudado a investigadores y creadores de la cultura a inspirarse y producir sus contenidos, una brigada que realmente ha regalado libros y rematado otros tantos, libros de una calidad en la cual han desfilado las grandes plumas de nuestra época, una brigada que ha ayudado a un joven como yo a encontrar libros del pasado, libros que cuentan la historia LGBTI en nuestro país. Si no fuera por la brigada no hubiera leído mi primera novela gay que habla de sobre el desamor que vivían los homosexuales en el pasado o novelas políticas que hicieron visibles la existencia de grupos paramilitares dedicados al asesinato de personas trans, o mayor aún, libros sobre el activismo en nuestro país. Sigue leyendo