Tepito, Paraíso de la falluca y el recuerdo de una época dorada

Hace unos días encontré una nota sobre el comercio del Barrio, hecha el 07 de enero de 1985 con motivo de una tradición popular conocida como “La llegada de los Reyes Magos”. En esta nota, hablan de un Tepito libre, centro importante del comercio en electrónicos (cada época se acostumbra a vender lo que está de moda), cosas prohibidas e inexistentes. El boom de aparatos estaba conformado en electrodomésticos, estéreos y video caseteras con películas de todo tipo de gusto y género, no es para menos, la última novela que leí sobre el tráfico de electrónicos fue Las Púberes Canéforas de José Joaquín Blanco quien hace referencia a este tema. Sigue leyendo

Narcotráfico rosa, putos drogadictos y su criminalidad en la historia mexicana

El jueves 10 de marzo se celebró el II Coloquio de Letras Diversas por parte del seminario de literatura lésbica-gay en la facultad de Filosofía y letras. El texto original sufrido una suerte de cambios (en agregar o reducir) que ayude a un mayor entendimiento y trabajo como parte de las investigaciones realizadas en 2016.

1524617_1007940392613620_4879484016865038238_n

Obertura. La canción invisible de la bestia frágil

0

El día y la noche son similares ante los ojos de los adictos… Toda hora representa dos cosas, aplicar otra dosis o volar. Los adictos están en otro plano, pertenecen a mundos no encontrados, con colores distintos, sentidos alternos; características especialmente diseñadas para las dimensiones narcóticas, son una serie de animales futuristas que viajan a través de las calles, de las sombras mismas. Algunos son llamados los gurús del tiempo, otros son etiquetados bajos las sombras del Malandraco, en la noche y en el día somos los dueños de esta locura… Somos, los Cocaine Kids.

1

Marri está nervioso, es la primera prueba que tiene que librar para convertirse en uno de los soldados más leales de La Organización. Hace un mes, llegó un comerciante de perfumes al altar de una Santa Muerte en las raíces más cordiales de Tepito. La protectora de altar, una fémina adulta con un mechón canoso que imponía una seguridad misma. Estaba confeccionando un vestido para la Niña Blanca. El comerciante se le acercó discretamente, éste le susurró al odio “Conéctame con la muerte”. La mujer le preguntó: ¿Por qué? La respuesta fue adecuada para estas leyes. Porque las mujeres son las puertas, las parteras, las que nos lloran cuando morimos, son las únicas que dialogan con la muerte y conocen todos sus secretos. Tal cual Mama-santa que protege a sus Latin Kids, la guardiana de la Muerte pidió una ofrenda para su niña que consta de comida, amuletos, veladoras, semillas, flores blancas y rojas, todo puesto en una enorme charola, y hasta el fondo de ésta, unos 5 mil pesos.

La otra semana llegó la ofrenda y la guardiana conectó al comerciante con el líder de los Cocaine Kids. El Niño Kimbaya no hace trabajos menores, los costos dependen del sujeto, siendo pagos desde 2 mil pesos hasta grandes sumas por conectar con la muerte, por bendecir la mano que apunta y dispara, por alcanzar la funesta victoria del trabajo deseado.

Es el turno de Marri. En silencio le reza a San Judas, sabe que el karma le ha dado en número 7, sus seis generaciones pasadas en menos de 50 años han procreado la fuerza delictivita del barrio, cuidados por niñas cuidadas por otras niñas producto de rápidos embarazos. Marri inhala soda, recupera la estabilidad, se levanta, se mira al espejo, ¿qué es lo que miran sus dilatadas y encantadoras pupilas? Su tatuaje con alas y estrellas, su abdomen marcado que al fin puede presumir en las aplicaciones de ligue. Toma su escuadra, se pone su playera blanca y se va a cumplir la prueba más grande de su vida, conectar con su primer muerto.

Llega la noche, un sujeto muere de dos tiros, uno en el área inferior derecha del estómago, el segundo en la frente. Marri cumplió su objetivo y regresa con mil pesos para festejar, para ser un soldado que sirva a la Narcopatria. En las sombras del barrio se va con su amante clandestino, La Cholis (un travesti que aspira a ser trans, pero la ñonga, la parrada y la coca es su cruz que le impide ahorrar dinero para su operación). Se van en chinga al hotel Guadalajara ubicado a una cuadra del metro Garibaldi, con una botella de Buchanan’s, dos botellones de Canada Dry, hielos, un par de condones Prudence de la farmacia de don Pepe (a cinco pesos cada condón) y la crema de manos que usa la Chola para humectar sus partes íntimas y cien pesos de Mota serian la noche más placentera.

Marri es uno de tantos matoncillos que habitan en el barrio, no le temen conectar con la muerte, temen ser descubiertos bajo los brazos de otro hombre, de saber que ellos también pueden llorar, también pueden llegar a amar.

Narcotráfico Rosa

Para definir el término Narcotráfico rosa se debe reflexionar sobre otra palabra. El Tráfico/Tránsito tiene significados similares. El primer significado es el flujo de transportes y personas en determinadas calles, este puede ser lento o rápido. Por parte de la palabra Tránsito de la raíz Transitus, de un léxico Trans, es el paso de un lugar a otro en la vía pública, es decir, no pertenece al terreno de lo privado. Por otra parte, Tráfico se le asigna una palabra indispensable para su lógica; Trafagar (andar o errar [movimiento por sentido o sin sentido, o una dislocación del pensamiento] por varios países). También Tráfico es la negociación y comercialización un producto o servicio.

Antes de traficar narcóticos, el homosexual tuvo que traficar algo más que productos o servicios. Pensando que también es ilegal la música, las ideologías, las modas, tendencias y otras culturas, el sujeto LGBT creo una estabilidad contracultural. Racionero en su texto Filosofías del Unnderground explica que el termino contracultura no existe como un agente destructor que se dedica a luchar contra la Bio-cultura, más bien ésta palabra sirve como un contrapeso que intenta equilibrar los pensamientos latinoamericanos, occidentales u orientales. Al no crear contra cultura lo que se está creando una desobediencia civil a partir de lo ilegal. Un ejemplo es la palabra homosexual que es legal y desarrollada como una medida de control, en el libro de Rodrigo Laguarda, Ser gay en la ciudad de México. Lucha de las representaciones y apropiación de una identidad, 1968-1982, explica que la palabra “Gay” llego a México como un cambio estructural que se va infiltrando hasta convertirse en un elemento social. Traficar una ideología se ha convertido en una medida ilegal  que nuestro sistema al principio se opuso y resistió. Actualmente otro ejemplo estas construcciones de hablan sobre las identidades Queer presentes en este transitar cotidiano.

Por una parte el Narcotráfico rosa es la integración del sujeto LGBT al mundo de las drogas y el crimen explicando el papel que ocupan dentro de este fenómeno que ha desatado una guerra en México y gran parte de los países. El Narcotránsito sería la evolución cualitativa del sujeto gay frente a la historia de las drogas y la historia de la farmacología.

El Narcotráfico Rosa es una categoría del Narcotráfico común que se nos presenta como un Necromercado. Creemos que el color negro absorbe todas las frecuencias, eliminando las posibilidades de que otro tono se integre al juego, pero si desfragmentamos esta teoría física, la integración gay es tan clara y visible que las mismas estructuras criminales comienzan a perder su peso predador. Ahora el trono no sólo está a cargo del Macho, del Patriarca, Sicario, Heterosexual; esta bestia frágil no puede recuperar sus cimientos, es momento que otras identidades tomen el control del crimen y comiencen una nueva historia.

Datos culturales

El narcotráfico piensa que ha ganado, que cada día hay más consumidores y es inevitable una legalización. El narcotráfico piensa que la violencia es el medio para infundir y expandir su territorialidad, que es normal ver la sangre de forma natural. El narcotráfico aplaude el hecho de que cada vez haya más jóvenes dispuestos a enfilarse en sus tropas. Pero lo que desconoce, es que el narcotráfico está en su momento más vulnerable. Lo que no sabe es que se encuentra en la apoca donde puede seguir subsistiendo a base de vidas o desaparecer si tomamos una decisión de erradicar con esta institución.

Es por ello que gracias a todos los errores (puntos frágiles nacidos de una guerra salvaje y llena de ignorancias sentimentales) y acceso a la información libre, decido entrar al juego y crear una propia investigación en la fecha de que habita mi cuerpo científico (2105-∞), de presentar la historia del narcotráfico H-LGBTTTI-Q dentro de las realidades que el género de igual manera ha denegado.

El Chapo Guzmán se ha convertido en una figura heroica que se ha sobrepuesto y dejado en ridículo las capacidades del gobierno y sus sistemas de seguridad, a través de su reciente captura, pone en evidencia dos aspectos: la narcomoda a través de la ropa y el faloempoderamiento de nuestra sociedad machista. Por una parte las camisas florales que utilizaba fueron puestas en venta generando ganancias monstruosas, por el otro diversos medios comunicación gay hacían alabanzas de su “bulto” que aludía a un grande pene lo cual hace atractivo a un líder criminal.

Joaquin El Chapo Guzman

Héctor Beltrán Leyva al tomar el poder en 2010. Renombra su organización como el Cartel de Pacífico Sur. Su tendencia homosexual tuvo repercusiones en el cartel. La supuesta relación con el cantante de música grupera Sergio Vega, El Shaka provocó que fuera asesinado por un ataque de celos. Otra de los personajes, La Barbie, también ha quedado en disputa su supuesta bisexualidad y relaciones con personas trans, sumados a esta la narcomoda con la camisa Polo al momento de ser capturado.

beltran_2

Broly Banderas fue conocido como uno de los narcos más famosos de México. Él trabajaba para los Caballeros Templarios. El comenzó a escapar del terreno clandestino para documentar como una Facestar su trabajo a la hora de extorsionar, secuestrar, torturar, asesinar entre otras imágenes atroces del crimen. Sus fotos también presentaban el estilo de vida que un sicario podía darse, desde borracheras, compras y excesos sexuales. Muchos insisten sobre su homosexualidad, aunque en una entrevista hecha por diversas redes, asegura tener una esposa muy gastalona, a pesar de esas declaraciones existen fotografías donde aparece con hombres y travestis.

image_1+111

El mundo gay y su relación con las drogas

Es innegable no dejar de pensar en la existencia de drogas y una cultura del desequilibro en la comunidad gay. Desde el primer momento en el que se ingresa existe una fuerte relación, incluso en la construcción de jergas y argots se presentan figuras que se disputan su identidad con las drogas.

Dulceros.- El término dulcero nace a partir del uso de drogas compactas y su uso estético que escapa de la estorbosidad de drogas que puedan provocar malos olores y operaciones tardías. El sistema en el que ellos se mueven son antros gays, espacios clandestinos como hoteles, parques, saunas, playas, universidades públicas, y las aplicaciones digitales de ligue. Otra de las situaciones es la prostitución como estrategia erótica en la cual logran obtener doble pago.

Musculocas.- El uso excesivo de anabólicos y su relación entre salud/desalud es muy evidente en las fiestas de música electrónica o fiestas en playas o carnavales. Por un lado están constantemente obsesionados por tener un cuidado en el cuerpo, por el otro se están relacionando constantemente en fiestas nocturnas donde usan tachas, cristales, ácidos, cocaína, cualquier droga que los acelere, que les de éxtasis y los haga deshidratarse o sufrir catabolismo (que es su mayor miedo porque pierden masa muscular). Además su constante histeria y ataques de ira por someterse a ciclos ilegales donde sus químicas internas se ven afectadas radicalmente.

Modernas.- Al igual que las Party Monster, esta figura de un gay que es inter, que tiene acceso a todos los excesos que cualquier sujeto local o extranjero desee es como se presentan en México. Desde la figura de un videoblogger, dj, cantante, figura pública que está en “proo” de una construcción de un mundo gay. Sus relaciones abren espacios a todo tipo de personas, incluyendo vendedores de drogas, actores porno extranjeros, Drag Queens, cantantes, figuras pop de una ideología fast-fod.

Barebacks.- Existen dos formas en las cuales las personas infectadas con Sida deciden ejercer un narcotransito. El primero de ellos es el uso de drogas como un atrayente, una forma de lograr tener relaciones a pelo (sin condón) para infectar y seguir reproduciendo la cadena infecciona. La segunda modalidad esta en vender sus tratamientos para obtener dinero. Cabe mencionar que muchos infectados están revelándose contra los sistemas gubernamentales y médicos negando el uso de tratamientos y la explotación de sus cuerpos como armas bélicas dedicadas a mantener el Sida.

La cultura también adopta las drogas incluso de forma positiva, porque estas brindan toda una suerte de características que abren puertas del mundo gay. Las modas en la ropa, los peinados, el look o incluso la adopción de conceptos para proyectos ha sido toda transformación que carece de crítica porque como homosexuales estamos atrapados en esta circularidad de violencia. Desde ir al Marra y ver a Rita Malverde hacer sus performances, hasta el hecho de comenzar a vender drogas en las apps de ligue se ha convertido en nuestra realidad narcótica LGBT…

 

Masculinidad y contramasculinidad de los narcotraficantes Homosexuales, Femeninos y Queer en el barrio bravo de Tepito

Para entender esta historia debes dejarte inundar como un pase de soda en medio de la vecindad, es por eso que inicio con este Réquiem barrial.

IMG_7491

En la presentación del VIII Congreso Nacional de la AMEGH La agenda política de los hombres para la construcción de la equidad de género: perspectivas feministas multidisciplinares que tuvo lugar en la UACM y Casa Talavera dio diálogo a diversos temas de género que se están viviendo en México. La presentación en la cual participé se titula: La imagen erótica del Tepinarco: masculinidad y contramasculinidad de los narcotraficantes Homosexuales, Femeninos y Queer en el barrio bravo de Tepito. Esta ponencia la hago disponible como parte del grupo de investigaciones realizadas en 2015.

   Camino entre las calles de Chucho Carranza y Matamorros (a las calles de Tepito les ponemos apodos, ya saben, para hacerlos nuestros carnales confidentes).  Ando a paso precavido con unos tenis Nike negros con líneas rosas, ¿por qué rosas? Porque me gusta caminar con sueños gays contemporáneos. Soy un travesti intelectual, una callejera Street Fighter al estilo Calle 13, con el flow hasta las balas verbales, my changerismo style, my erotic words, sí cainal, unas palabritas, así, bien sabrositas, cachonditas, vampiritas como las de la colonia Roma. Pero mientras les tiro este perreo, mi barrio bravo, deja de convertirse en bravo para convertirse una Columbine sin su padresito, sin su jefesita, sin sus hijas e hijos que han fundado pactos y ahora, bajo las franjas blancas y amarillas, les vengo a contar esta “Narcos war”; Xoloitzcuintles ultraviolentos que andan a escuadra, Italika y morro entre sus amplios brazos morenos, bultos ultraestéticos, voces de “siweyyy” y su chacalería al ser los arcángeles de la nota roja tepiteña.

   En esta obertura barrial existe una vecindad con el número 41, “El Mexicano que vive en el número 41 de una calle cualquiera invariablemente hace algún comentario jocoso para adelantarse a la reacción de las personas a quienes informa su domicilio”. (Capistrán, 2012, p. 53). Pero la calle, al igual que la vecindad comparten (sic.) un vínculo preso en la historia undergorund de los habitantes del barrio y la historia del narcotráfico. “Naciste con el cuatro entre las nalgas y con el uno entre las piernas. Cada vez que te metes a esa vecindad de ‘viejas’ terminas formado en la cola de las locas, solo ten cuidado, que no te garapiñen el chile poblano, porque sales cagado” (Albur popular tepiteño).

En esta vecindad (como en muchas otras, o casi todas) la presencia y venta de narcóticos al menudeo y/o mayoreo esta a cargo de 3 tipos de jurisdicciones: un grupo organizado. El segundo son las familias. El tercer tipo lo albergan personas externas, los freelancer del narco.

A partir de una hipótesis un tanto arriesgada, producto de la experiencia de habitar, de encarnar el barrio desde sus vertebras presento 8 figuras que se integran al renombramiento de lo masculino y contramasculino.  Roles emergentes, nacidos y reafirmados de la llamada “Purgación del narcotráfico”.

Historias del poder tepiteño

La llegada del Partido Acción Nacional (PAN) a la presidencia en el año del 2000 provocó un cambio de administración y reglas en el juego del narcotráfico, además culturas capitalistas estaban tomando forma sólida en México con la entrada de subculturas por parte de diversos países. El problema fue que los nuevos diligentes buscaban la cooperación de narcos que servían al Partido Revolucionario Institucional (PRI). Las vecindades más empoderadas eran “La fortaleza de Tepito, ciudad Gótica, el 40, la Casa Blanca, el 15 y una de las vecindades con resistencia de homosexuales y travestis, el 41”.

Antes de la caída del 40 por parte de Marcelo Ebrard (acusado de homosexual burgués por parte de la comunidad lésbico-gay y defendido por otro sector como el homosexual que ha dado derechos —que actualmente solo parecen de papel y muchos de ellos inutilizables por el sector H-LGBTTTI-Q (Heterosexual-lésbico, gay, bisexual, transgénero, transexual, travesti, intersexual-Queer) —). En el año del 2007, Ebrard derribó la vecindad del 40, citando que había acabado con la Fortaleza de Tepito ubicada a un par de calles de este predio, provocando burlas y descontentos. A partir de esa ruptura nace la Purgación del Narco. Tepito es una frontera que corta entre el Centro histórico y Tlatelolco. Esas fronteras que hablan de un espacio de interacción en toda especie como el centro y otro límite con una micro-ciudad (Tlatelolco), lo convierten en un espacio donde fluye el Capitalismo gore. Sayak Valencia define este término “Capitalismo gore es uno de esos procesos de la globalización, su lado B, aquel muestra sus consecuencias sin enmascaramientos”. (Valencia, 2010, p. 18). Después agrega:

     Entonces, con capitalismo gore nos referimos al derramamiento de sangre explícito e injustificado (como precio a pagar por el Tercer Mundo que se aferra a seguir las lógicas del capitalismo, cada vez más exigentes), al altísimo porcentaje de vísceras y desmembramientos, frecuentemente mezclados con el crimen organizado, el género y los usos predatorios de los cuerpos, todo eso por medio de la violencia más explícita como herramienta de necroempoderamiento. (Ibíd., p. 15).

41 2

   Cabe mencionar que una de las lógicas del narcotráfico descubiertas por Sayak radican en la figura del emprendedor. La ley de la oferta y la demanda apunta a un juego de reglas neoliberalistas, competencias en las cuales no existe ningún tipo de restricción de empresa, crear una compañía  dedicada al narcotráfico sin duda se ha convertido en un negocio rentable para muchas personas, pero para otras fue una necesaria imposición debido a los sistemas precarios que orillaban a un reclamos de los derechos básicos para la vida diaria, entrando de lleno al juego con la determinación de dar un giro de tuerca, es decir, salir de este jale. “En concreto, el narcotráfico reinterpreta el concepto de trabajo, dado que lo enlaza con trasversales como hiperconsumismo y reafirmación individual, al mismo tiempo que preserva su obediencia a las demandas de género hechas a los varones y damas, cristalizadas por medio del trabajo”. (Ibíd., p. 55, las negritas son mías).

A partir de la ruptura del 40, todas las vecindades comenzaron a buscar el poder. El poder del narcotráfico no se basa en el uso de armas, de artistas de la muerte, pertenencias materiales o las cantidades de drogas que pueda ofrecer, el verdadero poder del narco radica en su clientela y la jurisdicción a la que acceden, en este caso, los mayoristas de droga (quienes distribuyen dentro del barrio) necesitaban nuevos vendedores. Los pactos de palabra eran pactos generacionales donde el pasado, la violencia y la violación sexual de menores eran visibles. Una de las novelas literarias que ilustra el incesto, la transgresión y el miedo al descuido de los hijos es Chin chin el teporocho escrita por Armando Ramírez. Tras la llegada de los videojuegos muchas familias aislaban a sus hijos del barrio con la ayuda de la virtualidad convirtiéndolos en nativos digitales.

La violencia suscitada por el poder de la clientela cae en manos de las Matronas, muchos de los hombres terminaron en la cárcel, muertos o locos por el alto consumo de su propia mercancía. Tras los nuevos vendedores y cada vez la situación económica precaria daba paso a jóvenes de toda clase, raza, sexo, identidad de género; sumados a estos, la Visibilización de nuevas drogas estéticas y compactas [Una de las características generacionales es que estos nuevos jóvenes se van a integrar a las tribus urbanas, subculturas y contraculturas entre las cuales destacan el movimiento de música electrónica donde las tachas, ácidos, cristales, cocaína en dosis compactas de gramos tendrían versatilidad por sus tamaño y costo]. Otro de los cambios fue la música electrónica con ritmos como el psychodelic trance, house, tecno, electronic dark, drum and bass entre otros que resaltará la figura del DJ dentro de Tepito con sus famosas fiestas clandestinas en las cuales se forman alianzas, nuevos narcotraficantes, historias y muertes por sobredosis.

Cuando Felipe Calderón le declara la guerra al narcotráfico en diciembre de 2006 la situación del barrio ya estaba frágil por la captura de muchos líderes. Tras la erradicación del 40 y el cinismo de Ebrard al decir que acabo con la “Fortaleza” del barrio, refiriéndose a su fuerza de trabajo, hizo un ataque misógino directo a las mujeres, porque en el barrio, la fuerza de trabajo radica en ellas. Tras esta acción nace una escultura llamada “Las 7 cabronas invisibles” donde la creadora Mireia Sallarés engloba 7 historias de mujeres que han luchado contra el machismo, invisibles creando un mejor futuro dentro del barrio:

     Estas cabronas sí son bien cabronas: le pueden partir y le han partido su mandarina en gajos a cualquier machin tepiteño que se pase de lanza. Sus nombres son: Amelia, Chelo, Verónica, Mayra, Marina, Lourdes y Queta, sus edades van desde los veintitantos años a los casi 90 años; desde la campeona nacional de albures, a la guardiana de la capilla de la Santa Muerte, otra que lucha en la defensa de Derechos Humanos, y las demás que han trabajado toda su vida para formar hijos profesionistas. (Álvarez, p. 43).

     Pero este monumento que va dirigido a todas mujeres cabronas del barrio excluye a todas las que decidieron entrar al narco o a otro panorama ilícito cuestionando su capacidad de trabajo honesto. Sin embargo, escribiendo desde el 2015, recupero 8 figuras que actualmente conviven en el barrio, una tierra sin pactos, vuelta al dominio del PRI y con una nueva voz que habla por las identidades de género que siguen luchando por su aceptación, ya que en estos momentos los grupos delictivos están tomando posesión de las vecindades, borrando la memoria que alguna vez fue una resistencia de género como el caso del 41.

Figuras masculinas y contramasculinas

Estas figuras nacen de la división de cuatro identidades categorías: femeninas, masculinas, homosexuales y queers donde la masculinidad establecida por la sociedad mexicana presenta los nombres: Reina de barrio, Sicario, Mirrey o Junior y Dulceros como los vendedores de drogas heteropatriarcales. Las figuras contramasculinas son: Matrona, Buchón, Intelectual y Transbestias se escapan de la norma o están construyendo una norma adversa del poder criminal, de acuerdo al orden categórico se presentan la descripción de cada una.

Reina de barrio

Miss princesa, Miss Virgen, Miss esclava Miss objeto de poder desbordado en una narcocultura y una narconecesidad de tus filas. En el norte, una moda impuesta a las mujeres que buscan el exceso de la belleza, una estilización que combina los altos glamures aplaudidos por las sociedades de primer mundo, sin perder la raíz, el tallo, la belleza latina, morena, guapachosa; estas princesas nombradas Buchonas son la representación del poder corporal bajo el ojo lujurioso del patriarcado. “Las buchonas son, quizá, la radicalización extrema de la estética femenina sinaloense y del gusto tradicional mexicano por los cuerpos abundantes en carnes”. (Santamaría Goméz, 2014, p. 33). Si una chica pasa por la calle y le gritan “Te ves muy buchona”, la joven sonríe tímidamente porque fue reafirmada como una mujer hermosa.

En el caso del Distrito Federal, dentro barrio de Tepito la existencia de la buchona sería sin duda inexistente, debido a que el contexto cultural impide esta estereotipación en particular, sin embargo, la lucha por la belleza extrema, la pose y el alto glamour convierte a muchas chicas en Reinas de barrio que aspiran a los mismos niveles estéticos, pero adoptados bajo ideales más modernos y liberales que ofrece la urbe, muchas de ellas lo hacen presas de la narcocultura que admiran, otras, víctimas de los mismos sicarios que las eligen como signos de amor y belleza.  El contexto las vuelve reinas gracias a sus familias que las han empoderado y convertido en la nueva cabecilla del negocio.

Violeta La Plebe Parrandera aparece saliendo de un carro blanco junto con cuatro chicas dentro de un estacionamiento. A cada paso brillante, chasqueante ante la poderosa aguja del tacón, los cuerpos modificados bajo la punta de la cirugía estética, accesorios en exceso para reflejar la materialidad del consumo y una sonrisa de Lolita se presenta con un verso un tanto provocador: “Tu amor es lanza granadas, tus ojos cuernos de chivo, tu sangre es de Buchanan’s y tu cuerpo Ferrari deportivo” (Violeta “La Plebe Parrandera” presenta un vídeo del empoderamiento de la figura Buchona. La historia cuenta a una mujer bella que encabeza a otras 4 buchonas. La trama indica que esta hermosa mujer degusta de su libertad femenina al frecuentarse con diversos hombres “Ellos son mis amigos no te vayas a enojar, porque son muy cariñosos y me suelen abrazar. Ellos son las capillitas y tú eres la catedral”.

   Donde la buchona y la reina de barrio lucen el glamour. Una, anda con un hermoso sicario, ranchero, militar, empresario o político, la otra anda con un Brayian (En la cultura del Meme dentro del Distrito Federal, el nombre de Brayian ha sido objeto de burlas al estereotipar a un joven ignorante, que solo se dedica a ser nini, ratero, embarazar chicas atribuidas con el nombre de Wendy, drogarse y bailar reguetón.) ratero, ignorante, trabajador promedio, u hombre objeto [El hombre objeto dentro del barrio de Tepito es un hombre que decide ser la pareja de esta Reina de barrio, el hombre se convierte en un chichifo: extrae el dinero de la mujer, a cambio el debe someterse a todas las ordenes, imposiciones o caprichos, incluso entra al cuerpo delictivo del narco, pero si pierde el interés puede ser desterrado de.l barrio, incluso silenciado con la fuerza del asesinato]. Donde la buchona viaja en camioneta y la reina viaja en Italika, donde la buchona exhibe en redes un híperconsumo y la reina exhibe carencias, donde las dos escriben con faltas de ortografía y admiran a las mismas figuras musicales y vuelve a separarse estas líneas donde una come en restaurantes de lujo y viaja a playas costosas y la otra come en las fondas del mercado y con suerte llega a Acapulco. Donde la buchona siempre está por debajo del hombre y la reina, a veces se escapa de esa circularidad y se pone por encima del hombre, donde la reina se empodera y se hace inteligente, negociadora, se convierte en el personaje de Makina propuesto por el escritor Yuri Herrera en su cuento La tierra; una Miss bala poderosa, una negociadora del machismo. Busca escapar del círculo en que está metido y lo logra, se apoya de sus familiares, Matronas o los mismos sistemas patriarcales. Utiliza su cuerpo como herramienta de trabajo y puede tener dos caminos: empoderarse y escapar del sistema de violencia o convertirse en otra víctima más y caer en los terrenos de una falsa reina o una Wendy (En la cultura del Meme dentro del Distrito Federal, el nombre de Wendy ha sido objeto de burlas al estereotipar a una joven ignorante, que solo se dedica maquillarse cómicamente, ser chica fácil, naca y buscar un embarazo juvenil a manos de un Brayian, drogarse y bailar reguetón).

Matrona

La Matrona es la madre patria (la madre que está por debajo del patriarca). Una mujer que lucha, que aprende y siempre tiene un objetivo: sus hijos, su familia. Las matronas nacen cuando patriarca no puede ejercer su papel de proveedor. La matrona trata de dar un mejor presente a sus hijos, una sobreviviente a partir del trabajo y con ayuda del contexto puede alcanzar este objetivo. En el rango de todos los vendedores las matronas son las mujeres que han logrado acuerdos entre la comunidad y los mismos narcos, han establecido las reglas del juego que ahora están a punto de perderse. Muchas de ellas trabajan sin descanso para escapar del círculo, saben que el gobierno mexicano está diseñado para hacerles la sobrevivencia imposible y deben negociar con la policía local a través de sobornos y pactos de palabra que en garanticen el bienestar. Las matronas meten a un grupo de hijos al juego, los empodera y los suma a las filas del narco por sus habilidades, belleza o simplemente, ellos entraron por imposición. Hay dos tipos de matronas: las que siguen sujetas a las imposiciones machistas de su esposo, familiares o amigos que limitan su control. La otra cara es de madres que cortan esos hilos y ellas deciden tomar el liderazgo no solo resguardando el bienestar de sus familiares, sino que se ayuda de otros habitantes del barrio. la presión que han ejercido los narcos y sus delirantes destinos han sido objeto de presión para que las Matronas los desplacen, sin embargo, otro de los problemas que presenta este espacio es la llegada de agentes externos que quieren tomar el control (Colombianos, otros carteles, o los mismos habitantes jóvenes que desconocen y temerariamente asesinan a un líder provocando desequilibrio).

Sicario

El termino Sicario visto desde la cultura de Colombia es realmente reciente. Gabriela Polit dueñas (2006) analiza el origen del termino Sicario a partir del asesinato del secretario de justicia Rodrigo Lara Bonilla en el año de 1984 (p. 123) creando una vulnerabilidad por parte de los narcos y de Pablo Escobar. “Es notable que el cultismo sicario (latín) aparece en la prensa a mediados de los 80, para reemplazar a ‘asesinos de la moto’, como se le conocía a estos muchachos anteriormente”. (Ibíd.). Los niveles del sicariato van de acuerdo a las habilidades del sujeto, en Colombia es el rango más bajo, pero México cambian las categorías “Al principio era chalana limpiando vómito y sangre. Luego fui mandadera y de ahí pase a cóndor [el que ubica  a los contras]. Después fui lince [el que levanta y tortura] y de ahí me pusieron a sicariar. (Almazán, 2013, p.15, las negritas son mías). Otras de las figuras del sicariato están representadas en los asesinos que andan en moto, similares a arcángeles con alas de nota roja que Fernando Vallejo presenta en su novela La virgen de los sicarios. La figura de un sicario homosexual amplifica la realidad género y nos muestra una visión más allá del simple macho “Ver a mi niño desnudo con sus tres escapularios me ponía en delirium tremens. Ese angelito que tenía la propiedad de desencadenarme todos mis demonios interiores, que son como mis personalidades: más de mil”. (Vallejo, 2012, p. 25). El escritor amargado y misógino de Fernando mira a su hermoso sicario mientras duerme en la noche y en el día asesina con locura. Mientras que los hombres (machos) entran por diversión, las mujeres por necesidad y los homosexuales no tienen una razón en especifico, porque ni siquiera están contemplados en la Maquina de muerte. Estas deliraciones presentes en el barrio son objeto de una visibilidad que enfrentan gays ante el crimen con bandera de heterosexualidad.

Mirrey o Junior

Los “mirreyes” derivan su sobrenombre de la frase “mi rey” y pertenecen a una nueva subcultura (…). Estos jóvenes, tanto por su dinero como por sus conexiones, están por encima de la ley, mucho más allá del reproche de la sociedad mexicana. Donde el promedio de ingreso de los hogares mexicanos no rebasa los 15 mil pesos mensuales, los “mirreyes” se gastan “fácilmente” esta cantidad de dinero en una sola noche, en clubes nocturnos donde beben el alcohol más caro y se toca música de David Guetta (Escrito por el portal Sinembargo. Excesos de “mirreyes” tienen connotación política en país de pobres: prensa extranjera. [6 de abril de 2015], recuperado de http://www.sinembargo.mx/06-04-2015/1304819).

La construcción excesiva de estos jóvenes por parte de sus padres políticos, empresarios y ahora, narcotraficantes ha puesto no solo en duda la enorme corrupción que se viven en el país, sino además al reconocer a estas figuras hacen esclarecer un problema de acceso económico y de estatus, donde el mirrey nunca esta presente y muchas veces desconoce las realidades que se viven dentro de su propio país, así como la misma sociedad no puede entrar en sus mundos. La clandestinidad y anonimato que se vive en lo precario, prácticas como el Cruising, Dogging, Bareback, Prostitución entre otras son intercambiadas a nuevas modalidades más extremas en el terreno de lo privado, con fiestas donde las pasiones más difíciles o complicadas están a la disponibilidad de los mirreyes con la contratación de modelos que fungen un papel de Neoprostitutas, orgías, viajes alrededor del mundo en un fin de semana y todos los gustos más descabellados que estos chicos puedan realizar (Un vídeo promocional del Instituto Cumbres causo polémica al mostrar a un grupo de preparatorianos haciendo un casting para un baile de graduación, donde las mujeres aparecen como objetos serviles dedicados a complacer sus deseos. Entre los lujos de este vídeo se encuentra un Jaguar [animal en peligro de extinción]).

 https://www.youtube.com/watch?v=-0yA7Ncb4JY

   Una de las películas que puso el auge la figura del mirrey fue “Nosotros los nobles” donde ponen en evidencia las aventuras de tres mirreyes haciendo burla de todos los desconocimientos que una persona promedio vive a diario. En el mundo del narcotráfico estas figuras aspiran alcanzar la totalidad de un mirrey, pero su estilo de vida continua con un lujo y exceso. Muchos de estos futuros herederos de las plazas, drogas, y dinero oculto en cuentas de banco o espacios modificados dentro de sus propios hogares tomaran las riendas de una realidad para transformarla en la suya. también están incluidos aquellos freelancers que llevan una doble vida (la productiva/la destructiva) donde su filosofía se pone en evidencia: “trabaja poco, gana mucho y disfruta al máximo tu tiempo

Dulceros

El termino Narcotráfico Rosa es propuesto en esta investigación. Su genealogía data desde la integración del homosexual como un sujeto social, es decir, desde que homosexual se reafirma como un individuo en sociedad es cuando juega un papel importante con el tráfico y el crimen [Foucault brinda una fecha, 1869. Para ese momento, la historia del narcotráfico comenzaba a sufrir todas las imposiciones legales, que una era tecno-revolucionada prometía con la reproductibilidad] Es interesante pensar que la masculinidad puede tener acceso a la criminalidad, al sicariato y narcotráfico, mientras la figura homosexual es renegada porque no entra en las lógicas corporales de la masculinidad, una reflexión de Yukio Mishima apunta a la figura de los chacales —explicando que estos sujetos con cuerpo altamente erotizados producto de un trabajo orgánico (sin recurrir a gimnasios o esteroides). —, ellos mismos no se reconocen como sujetos perversamente erotizados, si tuvieran conciencia de ese poder, su atractivo se perdería, entraría el hedonismo y la doble-prostitución de su corporalidad.

A partir de esta reflexión podemos significar la entrada de homosexuales al barrio con dos tipos: los que se reafirman y se saben homosexuales y los que no se re-afirman, pero son hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH). Los que no se re-afirman hacen un culto a su cuerpo y se benefician como si fuera una mercancía de calidad. Actualmente está estética desarrollada por ejercicios donde controlas tu propio peso (barras, sogas, bancos, etc.) combinados con drogas como la marihuana, ciclos de esteroides ilegales, algunos suplementos para aumentar y resistir los ejercicios. Sumados a su cuerpo hedonista, utilizan las redes sociales y aplicaciones con dispositivos móviles donde se hacen llamar Dulceros. Una de las aplicaciones para ligue homosexual conocidas como Grindr (La aplicación Grindr nace en 2009 y se ha popularizado en más de 196 países. Esta aplicación permite conocer personas y entablar relaciones homosexuales y bisexuales, su descarga es gratuita y disponible para todos los dispositivos móviles. https://play.google.com/store/apps/details?id=com.grindrapp.android&hl=es_419) al igual que otras funcionan a partir de un sistema GPS donde ubicas a usuarios en un rango aproximado de 0 a 10 kilómetros a la redonda a todo aquel que tenga la aplicación puede ser rastreado, recibir y enviar imágenes, chatear y enviar su ubicación a partir de un mapa electrónico por Googlemaps, creando una especie de mapeo panóptico donde el estado de violencia se pude prestar a un secuestro, donde el vigilar y castigar se modifica a localizar y castigar.

La comunidad gay ha criticado terriblemente estas aplicaciones por sus usos radicales donde vemos racismo, perfiles que enfocan solo una parte del cuerpo aludiendo al hecho de la enorme clandestinidad y prejuicio que se tiene. Las ideas colectivas sobre lo que debe ser un homosexual (si es activo que características debe proporcionar, si es pasivo, que características debe poseer). Una enorme problematización sobre la masculinidad y enormes abucheos a la palabra Joteria exigiendo su desaparición de los individuos, una segunda represión de género.

Los dulceros operan de la siguiente manera: ellos suben imágenes mostrando los atributos de su cuerpo y nombres que aluden a actores porno gay o nombres ficticios que generan atractivo, pero el nombre más llamativo es a uno d elos sujetos performativos y más precarios de la cultura homosexual mexicana, el chacal (Max, Stysex, Chacal morboson, chakadulcero, etc.). La aplicación cuenta con una descripción de tu perfil divida en la cabecilla  y la nota al pie de imagen. El centro ocupa todas las descripciones de tu perfil corporal y lo que buscas. Ellos utilizan los términos dulces para referirse a drogas,  4:20 para referirse a fumar mota, Top es rol activo y Bottom es el rol pasivo; existen diversas palabras claves que dan más peso a la lengua que al lenguaje no verbal que se utilizaba antes para identificar al homosexual “Quieres dulces????? Contactame, Top me gusta jugar pero solo a conocedores y privilegiados. Yo sexy chacal de tepito!!!”. A partir de la virtualidad entran en categorías el cibermercado y el cibercrimen donde cualquiera puede construir una identidad (Catfish.- identidad falsa en la red). Donde el acceso de todo tipo de drogas (marihuana, ketamina, cocaína, tachas, ácidos, cristal, activo y la más popularizada para el sexo gay, los Poppers que sirven como dilatadores temporales para aumentar la excitación).

Screenshot_2015-06-12-19-33-15

Buchones

A diferencia de las buchonas que solo florecen en las tierras del norte, la figura del Buchón es más accesible en el barrio debido a que su relación fronteriza con Garibaldi y el Centro histórico, permite adoptar la moda de estas figuras; a diferencia de la mujer estéticamente excesiva, el hombre buchón radica en la metrosexualización de artilugios masculinos como la barba, la ropa entallada, calzoncillos de marca que idealizan virilidad, cuerpos embarnecidos que caen más en la musculatura y la altura. Su belleza ha sido admirada en la vestimenta y la llegada de la música ranchera ha tenido su gusto al igualar el estilo de vida, esta performatividad de crear un secuelas vivenciales similares al de los vídeos presentados por Banda MS, Julión Álvarez, Espinoza Paz, La Trakalosa, Ak-7, Calibre 50, entre muchas otras que representan la abundancia, la parranda, el lujo, protección, incluso cuentan con elementos homoeróticos como las camisas floreadas y brillantes que representan su tranquilidad y deseos ingenuos del amor.

   Buchón, en la jerga sinaloense, es aquel habitante de la cierra que se hace millonario por sembrar, empaquetar y traficar marihuana y opio. Se les empezó a llamar así porque en esos lugares el agua es una infamia. Entonces, después de beberla durante años, a muchos pobladores se les hincho el cuello. La gente, comparando el cuello con el buche de los animales, los llamó simplemente buchones. Luego su tiempo hizo su parte: manoseó  el concepto y ahora todo aquel que se dedicara al narco y se viste de modo extravagante se le dice buchón. (Almazán, 2013, p.74).

   Almazán presenta la figura de los buchones como sujetos excesivos dispuestos a todo por amarrar a su hembra y que éstas cumpla sus fantasías sexuales, cabe mencionar que el texto de Santamaría (2014), el deseo por las reinas gay también está dentro de sus excesos, La Capri aparece como una buchona con amoríos que le mostraron el lado dulce de un narco (p. 197).

Hablando de buchones retomo a los homosexuales como esta pareja que supera la heteronormatividad y logra una homonormativa criminal donde dos hombres altos, atractivos y fuertes pasean de la mano luciendo oro en anillos, cadenas, pulseras; camionetas 4X4 y guaruras opuestos a su belleza. Paseando por las calles junto a su chihuahua con cadena de oro. Usando ropa interior Calvin Klein para alimentar sus deseos sexuales, incluso logrando casarse en iglesias gracias a su poder adquisitivo, buchones homosexuales, los nuevos géneros liberados.

Intelectuales

De todas las figuras los intelectuales escapan de las realidades criminales y violentas. La mayoría de los intelectuales están bajo el poder de una Matrona (hijos que alcanzan a tener una carrera educativa, son miembros productivos de la sociedad y conocen perfectamente los esquemas económicos de trabajo legal e ilegal). Podría decirse que logran una simbiosis entre los dos trabajos izquierda/derecha, construyen una vida en sociedad, camaleones perfectamente establecidos en el sistema, viven bajo la realidad de las drogas, pero no son consumistas, solo vendedores, aunque existen estos intelectuales con vida (La productiva/la destructiva) que simplemente pueden vivir con dosis no excesivas.

Los intelectuales están todo el tiempo informados y su única relación de inconformidad es con la policía chivata (el que busca chivos expiatorios) y el cliente, en este caso un mayorista o un minorista funcional (otro sujeto integrado en el sistema que acude a vendedores serios). Ellos logran un equilibro escapando de la criminalidad del barrio, mientras los sujetos entran y buscan, ellos salen y buscan a sus clientes empresarios, médicos, jurídicos, religiosos, estudiantes, profesores y cualquier individuo que no cause problemas a sus ideales. Sus madres y familiares son conscientes de la situación, no todos están dentro del negocio, incluso la formación de valores es excepcional. Muchos de sus hermanos, sobrinos viven vidas normales, algunos otros son hasta figuras políticas; uno de los casos más polémicos es el gobernador Ricardo Monreal Ávila acusado de tener nexos con el narco y su familia también formar parte de un grupo criminal llamados Los Zetas. Actualmente Monreal jefe de la delegación Cuauhtémoc impuso un ataque contra los vendedores de cerveza que laboran en el tianguis de la Lagunilla (La situación actual de la Lagunilla ha terminado en una terrible inconformidad debido a los presentes operativos contra el tianguis y la prohibición de cerveza y no de narcóticos. Cabe mencionar que la campaña de Mondreal fue apoyada por miembros de la comunidad gay provocando una ironía que se reafirma  en la construcción de la historia del Narcotráfico Rosa).

Transbestias

La llegada del término trans se ha convertido en toda una construcción de discursos de poder. Dentro del barrio, el termino Queer se prestaría a inútil (Judith Butler menciona que el termino Queer ya no es aplicable en Latinoamérica debido a que su llegada fue tardía. La mención fue hecha en su conferencia presentada en la biblioteca José Vasconcelos el 24 de marzo de 2015. Performatividad de género, precariedad Y ciudadanía sexual fue el título del proyecto “Mesas de diálogo subjetivación sur-norte”) provocando una entropía entre académicos e investigadores. El canon de belleza de las personas trans es demasiado exigente debido que obliga al hombre que transita a mujer debe lograr una feminidad aún superior que de la mujer misma. En el caso de la mujer que transita a hombre debe igual lograr una masculinidad superior, una más patriarcal (La llegada del termino Transnorma es una medida de control aplicada en los ideales de belleza que deben alcanzar las personas trans para ser aceptadas y reconocidas en la sociedad. Esta nota habla de los cánones de belleza que están revolucionando, pero terminan en lo misma prisión/libertad. Para más información: http://ovejarosa.com/los-10-modelos-transgenero-que-estan-revolucionando-el-mundo-de-la-moda/). Los cuerpos que logran alcanzar esos estatutos de belleza son admirados y tienen más facilidades en los mercados.

Los que no alcanzan estos cuerpos hiperestéticos entran en el rechazo y la marginalidad; despreciados y aislados con suma violencia donde su vulnerabilidad los orilla a entrar en el sistema del narcotráfico. Escribo por todos estos sujetos llamados Transbestias. Las transbestias son sujet@s que no pueden alcanzar los cánones de belleza impuestos por los roles de género, ell@s al querer ser mujeres u hombres entienden perfectamente que la transición es costosa y difícil, pero al no poseer una economía e información para su metamorfosis, se queda intermedia; provocada por una mala operación, un tratamiento ilegal (hormonas, inyecciones, tratamientos faciales piratas), fármacos alterados que causan accidentes dañando sus cuerpos; es por eso que reciben apodos que vulneran su situación, nombres como Malvestidas, Trasbestias, Mal hombres, Cholas, Casi mujer… Muchos hombres y mujeres recurren al travestismo y viven toda su vida en esa situación de precariedad, otros no pueden ahorrar el dinero suficiente debido a que su situación de vida los aprisiona en fiestas, excesos ofensivos, víctimas de amores violentos, albures, humillaciones entre tantas situaciones presentes dentro del barrio. Las transbestias se integran en el narco cuando los nuevos líderes necesitan soldados para sus filas, los sicarios limitan la expansión, necesitan personas con quien apadrinarse y estos sujetos trans entran al juego.

Muchas de estas transbestias son conocidas incluso admiradas en el barrio “Porque un gay es un doble chingón, tiene el cerebro de un hombre y una mujer” (comentario de los habitantes del barrio). El portal Vice y en la serie televisiva hecha por canal Once tv Crónica de castas le hacen homenaje a las llamadas Gardenias de Tepito (un grupo de hombres travestidos de mujeres que juegan futbol). Mostrando su práctica deportiva, puede presumirse que algunas de ellas está bajo los esquemas del narco sin entender los impactos sociales que que puedan estar repercutiendo.

Las Transbestias también son los puentes conectores a una linea de malandrines y vendedores de drogas, esto se da de diferentes formas: siendo amantes clandestinos de aquellos quienes su sexualidad les esta siendo oprimida, compañeros de fiestas, creando amistades con los narcos y narcas, también vendiendo narcóticos o aliándose con otros gays que reciben etiquetas estigmatizadoras  (Dulceros, Modernas, Millennials, Hipsters, Musculocas…). Esto comienza a distorcionar el campo de la criminalidad y es por eso que también se la el nombre de Queer, aunque sabemos que la teoría se ha desplazado y actualmente se están creando nuevas formas de bio-narcotraficidad en México.

Referencias Bibliográficas

Libros

Almazán, A. (2013). Chicas Kaláshnikov y otras crónicas. México: Editorial Océano de México.

Santamaría Gómez, A. (2014). De carnaval, reinas y narco. El terrible poder de la belleza. México: Grijalbo.

Schuessler, M. K. Y Capistrán, M. (2010). México se escribe con J. Una historia de la cultura gay. México: Editorial Paneta mexicana.

Valencia, S. (2010). Capitalismo gore. México: Melusina.

Vallejo, F. (2012). La virgen de los sicarios. México: Prisa ediciones.

Artículos científicos

Polit Dueñas, G. (2006). Sicarios, delirantes y los efectos del narcotráfico en la literatura colombiana. University of Pennsylvania press, Vol. 74 (No. 2), p. 119-142.

Revistas

Alvaréz, A. Invisibles pero cabronas. Generación. Año 24 (No. 91), p. 43-46.

Periódico online

Castillo, E. (09 de agosto de 2015).  Monreal busca desaparecer ‘chelerías’ de tianguis. Milenio. Recuperado de http://www.milenio.com/df/Monreal_desaparecer_chelerias-venta_alcohol_tianguis-Monreal_recorrido_Lagunillas_0_569943217.html

Medellín, A. Y Martínez, A. (15 de febrero de 2007). Expropia el GDF la “Fortaleza” de Tepito. El Universal. Recuperado de http://archivo.eluniversal.com.mx/ciudad/82498.html

Mejía, I. (19 de mayo de 2009). Amalia y Monreal se acusan de estar vinculados al narco. El Universal. Recuperado de http://archivo.eluniversal.com.mx/notas/598842.html

Enciclopedias digitales

Wikipedia. (7 de agosto de 2015). Guerra contra el narcotráfico en México. Wikipedia la enciclopedia libre [versión electrónica]. México: Fundación Wikimedia inc., https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_contra_el_narcotr%C3%A1fico_en_M%C3%A9xico

Los reyes del pueblo que no existe: experiencias de una orgánica sensorial

IMG_6167

La presentación que se llevó a cabo el 31 de Enero celebrando parte de la gira Ambulante 2015 presenta uno de los documentales más importantes de nuestra cosmovisión mexicana. Los reyes del pueblo que no existe  proyecto fílmico de Betzabé García, origina una de las cuestiones más profundas de la realidad que vive el pueblo de San Marcos a partir de 2 muertes simbólicas. La primera de ellas, es la muerte natural de una presa que inunda el pueblo en un delirio de agua. La segunda es el choque político a partir de la constante lucha contra el narcotráfico y el derecho de propiedad, sin embargo la primera muerte es el tema principal de este documental.

IMG_6168

La construcción inicial fue la mejor base para hablar del vacío, este término que procede a la pérdida o falta de una entidad que nos lleva a través de un pueblo inundado, espacios de la locura donde las almas dejaron de cantar música ranchera y ahora solo el ruido del agua es nuestra compañera.

Las familias que decidieron quedarse nos hablan de su cotidiano, como es vivir en un pueblo deshabitado y el enorme amor que le tienen, debido a sus recuerdos, las costumbres y el cariño que nos puede brindar un lugar.

Hablando de la construcción estética, el documental posee un impactante cuerpo fotográfico. La textura que presenta es hiperrealista, nos hace parte de un pueblo desolado, estamos dentro, realmente dentro. Uno de los comentarios después de la función aportado a una mujer de edad adulta causo conmoción con la banda musical de los niños que tocaban bajo el ruido de la lluvia con instrumentos improvisados; la sencillez de buscar algo tan simple nos rompe el corazón, nos quebranta.

IMG_6169

Las historias de las familias nos hicieron reír, reflexionar sobre lo diminuto y lo grande que podemos ser, que decisiones nos hacen valer y sobre que prevalecemos, si es en la gloría, en el estancamiento, la metáfora y el honor. Fue acertada la palabra “Reyes”, fueron reyes que cautivaron nuestros sentidos.

Sin duda, este documental, se ha convertido en una corriente de propuestas que apelan a un cine más poderoso, tan fuerte que el cine comercial parece tener miedo, se hace vulnerable, se empequeñece ante visiones que nos hacen representar a México y Los reyes del pueblo que no existe es una muestra clara de nuestras raíces.