Rodolfo Novelo Ovando y la poesía correcta para decir que “aquí” no pasó nada

Al inicio del libro, se aprecia que el poemario fue uno de los ganadores del concurso Juan Domingo Argüelles, después, se leen una gran cantidad de semblanzas que elogian la profundidad del libro como si estuvieran justificando la autenticidad, es importante decirlo, de todas las personas que reseñaron el libro ninguna se atrevió a hablar de la homosexualidad del autor, ni de la homoeroticidad que se encuentra en los poemas, nadie respondió al llamado de estos guiños que se encuentran todo el tiempo entre líneas y, lo más gracioso, es validar la obra de Rodolfo con otros grandes escritores que también fueron homosexuales de clóset con la diferencia de que fue publicado en 2008, en un momento crítico para la comunidad LGBTI donde la lucha por sus derechos ya estaba alcanzando el matrimonio igualitario y los primeros estallidos del nuevo movimiento queer. Los poemas, además de tener una carga homoerótica atrapada en un clóset de cristal, son malos, son débiles, políticamente correctos porque aún hablan del miedo, de la noche como el único recurso, de los lugares lúgubres, de esos refugios donde el miedo los acorrala, son los poemas perfectos para promover una cultura que realmente no desea hacer nada por su sociedad. Sigue leyendo

Anuncios

La comunidad LGBT aún no se encuentra preparada para la presidencia

Aún no estamos preparados para la presidencia, no tenemos un partido y nuestras juventudes no les interesa la política o su interés es muy superficial. Nuestra política es igual de corrupta y lambiscona, para prueba basta ver las secretarias o los Facebooks de estos activistas y secretarios. Sigue leyendo