Malas Compañías. El primer poemario de Luis Gonzáles de Alba

Debemos hablar
de hombre a hombre,
le dijo en una cantina a su amigo
el día caluroso en que celebraban
con cervezas y ceviche
el primer aniversario
de haberse conocido;
la verdad,
yo no soy puto,
aquella vez
estaba en los baños Jordán,
pues… yo andaba caliente
y tú tienes muy bonitas nalgas;
además,
mientras te inclinabas sobre la banca de masaje
a lavarte los pies,
se te abría el culo rosadito
en el que tienes tan poquitos pelos
y,
pues uno es hombre, Sigue leyendo

Anuncios