A un año de trabajo en el activismo LGBTI, Kenya Cuevas se convierte en la activista trans más importante de la Ciudad de México. Informe anual de Casa de las Muñecas

Ahí se encuentra, elegante, con un vestido negro y esa enorme sonrisa que no discrimina y tampoco compara las personas, ahí se encuentra, recordando todos los días de su vida, los días amargos, los días alegres que la convirtieron en una de las activistas más importantes de la ciudad. Kenya Cuevas es una mujer trans que ha luchado en favor de los derechos humanos desde que tiene memoria, ahí se encuentran sus sueños, los días salvajes, los deseos y su camino en aquella sala mientras las personas le aplauden, le agradecen los logros que ha alcanzado en tan poco tiempo.

IMG_9794

Es el primer informe anual de la organización conocida como “Casa de las Muñecas Tiresias”, una institución dedicada al apoyo de la comunidad LGBTI, personas en situación de calle, trabajador@s sexuales y personas que se reintegran a la sociedad después de salir de las prisiones. El trabajo de Casa de las Muñecas se enfoca en el acompañamiento de trámites y servicios, difusión de pruebas gratuitas de VIH, capacitación laboral y servicios funerarios en personas que no tienen ningún familiar que los puedan velar. A un año de su creación, Kenya y su equipo deciden celebrar los resultados en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT).

La historia de Kenya Cuevas es el resultado del innumerable fracaso que ha existido en activismo LGBTI mexicano. Durante muchos años, desde pequeña, Kenya fue apoyada por personas que nunca se hubiera imaginado lo cual la llevó a ser combatiente contra el destino que la sociedad impuso en ella; Kenya se enfrentó a un sin números de pruebas hasta llegar el momento más importante de su vida, ser testigo del asesinato a sangre fría de una de sus mejores amigas y compañeras de trabajo. La muerte de Paola, una trabajadora sexual trans a manos de un hombre quedó totalmente impune, obligando a Kenya a buscar justicia, una justicia que no ha llegado a dos años y medio de aquel crimen, sin embargo, Kenya no se daría por vencida, desde ese momento nace la idea de crear una organización que apoye a todas esas personas que lo soliciten.

El Informe anual

En el año de 2018 que comenzó a operar Casa de las Muñecas se atendió un aproximado de 1682 personas siendo abril, octubre y diciembre los meses con mayor número de demanda. Ya en 2019 se han atendido un aproximado de 176 personas en los siguientes servicios: Pruebas gratuitas de VIH, donación de insumos, acompañamientos, jornadas informativas y servicios funerarios. El trabajo de Casa de las Muñecas supera por mucho, a una gran cantidad de instituciones LGBTI que ofrecen servicios similares, sin embargo: la confianza, el trato, y la demanda ha hecho que las personas decidan acercarse a Casa de las Muñecas debido a que Kenya es una figura que ha inspirado, además de que todos los servicios son gratuitos, comentan muchas de las personas que fueron a hablar a la presentación; los testimonios de vida, experiencias y agradecimientos se veían desfilar a lo largo de la presentación. “Este logro no hubiera sido posible gracias al equipo de trabajo que ha puesto todo su empeño” comenta Kenya que se encuentra respaldada por un grupo de jóvenes y personas (en su mayoría voluntarias) que se han visto inspirados en la labor de está mujer: “Su trabajo nos brinda una esperanza de que en México el activismo es real”.

En el año de 2019 se espera el número de personas que acudan a Casa de las Muñecas se duplique, esto genera un gusto por parte de los miembros, pero a la vez comienzan a preocuparse debido a que la organización no cuenta con suficientes recursos y apoyos por parte del gobierno y empresas. En México, gran parte de las organizaciones no reciben recursos debido a que las grandes corporaciones hacen sus donaciones a instituciones de alcance nacional o con convenios especiales los cuales les permiten donar una cantidad mínima, además, las instituciones LGBTI se encuentran en un proceso similar en donde su principal objetivo es generar fondos para poder trabajar, por esta razón, Casa de las Muñecas se ha convertido en una organización emergente, necesaria para la sociedad y de un gran valor humano que ninguna otra institución ha dado el salto.

La lucha de los derechos humanos y la ética de devolverles la dignidad y el reconocimiento a las poblaciones vulnerables ha hecho no sólo de Kenya y su equipo, sino de Casa de las Muñecas Tiresias una de las organizaciones necesarias para éste país, en su informe anual fuimos testigos de historias, amistades, lágrimas y el enorme trabajo encabezado por una mujer trans.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s