Escrituras de un presente futuro

Quiero hablar de tres autores que en estos momentos están escribiendo y planean publicar, además de ellos quisiera sumarme debido a que también soy escritor y busco la meta de poder crear libros. Desde hace tiempo he seguido su trabajo, tanto que considero que pertenecemos a un grupo de escritores que están a punto de dar a luz como figuras públicas de sus propios contextos.

Erik Moya

Erik Moya es un joven creador que a través de la transdisciplinariedad ha estado desarrollando un poemario que expone la sexualidad en los lugares clandestinos de Michoacán. Cruising Morelia son una serie huellas tangibles en donde los varones silenciosos van a buscar sexo ya sean gays u hombres heterosexuales que tratan de escapar de sus esposas, hijos y amigos.

El poemario tiene una prosa descarada, chamánica; como un conjuro de jotos que seduce en las palabras

aquellos que adoloridos rugen por dentro de cabina en cabina

aquellos que silenciosos miran por debajo y encuentran un espejo

aquellos que vaciados dejan rastro de blancura esparcida

aquellos que insatisfechos con marcador permanente deciden anunciarse

porque la oferta y la demanda así lo dicta

porque las heridas emanan sangre cada dos días

porque las hemorragias se cortan amarrando cuerpos 

El poemario se encuentra en proceso editorial y debe ser considerado un documento profético debido a que en un poema, Erik Moya escribe un episodio de violencia que en el futuro el autor vivirá al ser golpeado por los policías. El día 27 de noviembre, Moya es detenido por policías que lo someten a golpes y ofensas, obligándolo a jurar que sea un macho y no un puto, el cuerpo del autor termina repleto de moretones y daños que se asimilan a los versos que escribió mucho antes del altercado, les comparto el poema.

SAN SEBASTIÁN

una noche    en horario de caza   encontré a un ángel caído   perforado del cuerpo

coladera de sangre   quizá algunos huesos rotos

sus alas se las habían cortado   para disecárselas y colgarlas como trofeo

o venderlas en el tianguis del Auditorio

me acerqué   Sebastián

y pude ver en tus ojos cristales ardiendo:   fueron los puercos no pude correr

tenías flechas atravesadas   arranqué una flecha en tus costillas que dejó un hoyo inmenso

donde metí mi dedo   tu interior crujía como pan tostado   palpitante

 

Sebastián   a esa hora el llano era pasto negro   el llano en medio de esta ciudad

una ambulancia?   pregunté          un taxi     respondiste

pude ver tu sonrisa y varios hombres asomándose de ella

tus alas      Sebastián      son el trofeo del exterminio de la especie

tus alas      Sebastián      son lo mutilado de los días que te restan

tus alas      Sebastián      son memoria completa de la invisible

20 de agosto de 2015.

 

César Salazar

César vive en Mérida Yucatán y desde hace años lleva un blog llamado Planeta Chakal: https://planetachakal.wordpress.com/ su trabajo está dedicado a hablar sobre la sexualidad clandestina e ilegal de Mérida puesto a que en algunos escritos deja entre ver un problema como las relaciones con menores de edad, las violaciones, abusos y la terrible pobreza infantil que desde una precariedad indígena nos hace testigos.

La escritura de César trata de hacernos gozar, pero al ser leída podemos ver otra clase de sensaciones. Actualmente ha tratado de publicar su novela que son sus memorias, sin embargo se ha enfrentado a una gran cantidad de problemas inmiscuidos con su vida cotidiana. Ha sufrido robos y allanamientos en su casa, además, su condición homosexual ha sido discriminada y no cuenta con un trabajo lo suficientemente adecuado, sumado a esto, debe cuidar su salud.

Es importante acercarnos a leer su trabajo, les comparto un par de párrafos de su escritura.

Una mezcla de excitación y morbo me inundaron, pero un temor de entrar en contacto con esas sensaciones poderosas y que no terminaba de entender, esa sensación de saber que cada vez me transformaba en algo que no sabía, al mismo tiempo de observar el poder del sexo de transformar a los hombres. Simplemente me impulsó literalmente a huir a mi casa pero al mismo tiempo el mórbido deseo de participar y estar en el lugar de Marlene ante el pene de su hermano musculoso, rudo y tatuado; y la imagen del enorme pene se negaba a irse de mi mente, lo cual me turbó el resto del día, pero dado que mis padres estaban alcoholizados no lo notaron.

Ese mismo día por la tarde mi padre borracho llegó directamente a confrontarme, mi temor se había materializado; le habían contado en la cantina que le mamaba la verga a Felipe en el monte cuando íbamos a cazar pajaritos. Mi padre me ha puesto la paliza de mi vida, de tal  manera que con dificultad caminé a la escuela. Las piernas, las nalgas y la espalda curtidas por los cinturonazos que exigían un comportamiento masculino.

José Carlos Monroy

José ya a ha trabajado la escritura y ha hecho poemarios, también traduce los textos castellanos a otras lenguas antiguas de nuestra cultura mexicana. Su obra es una dedicatoria a la enorme resistencia de las tradiciones orgánicas que dan color y expresión a las reconciliación de la vida, en Carlos no veremos la violencia o la sordidez, mucho menos veremos una sexualidad a pelo. Lo que sí podemos ver es una materialización del cuerpo convertido en espíritu, en lucha, en naturaleza que se combustiona al contacto.

Su trabajo actual radica por primera vez en hablar sobre la comunidad LGBTIQ, a través de poemas que narran las historias de hombres y mujeres homosexuales que dan pie y color a México. Desde inicios de 2017 comenzó a escribir a petición de sus amigos, en sus otros poemas se puede apreciar pequeños indicios de la sexualidad y el género

Tú que cargas una nueva vida,

que le bañas, que le limpias el cordón umbilical

que ha venido desde la olla maternal

particular, dondequiera se yergue.

 

Tú que sabes lo difícil que es ser mujer,

que confeccionas tu misma ropa, tú que eres macehual,

tus conocimientos no los compra el dinero

como lo son el embarazo y sus tiempos.

Sin embargo, estos pequeños guiños no se comparan con la apertura directa.

Actualmente su poemario/silabario está en proceso final. Les comparto un poema.

I

El canto del hombre hermoso

Para el hombre que es mi bienamado

 

Tu espalda, es metate

que martajo con mi metlapil.

Y se pone la base del tamal:

la masa, el cuenco, el agua residual se produce,

con semilla sale.

 

Erik Meneses

Me conocen como Eriko Stark y desde años me he dedicado a la fotografía y la escritura de crónicas sobre el mundo LGBT. Desde un par de años, diría 2016 soñé con crear una novela que hablara del futuro y la ficción, debo confesarlo, me gusta escribir cosas fantásticas y sobrenaturales, pero si me han leído se darán cuenta que no escribo casi nada de ficción, mi trabajo personal lo he atesorado, pero a la vez quiero que salga.

Desde hace dos años he escrito capítulos de una novela que habla sobre las personas que viven solitarias, el trabajo se fue puliendo hasta terminar en una visión del futuro. La historia no tiene año, la única fecha disponible como punto de partida es 2024.

Solitarios es la historia de 4 personas que viven en contra del sistema gubernamental quien controla los medicamentos de todas las enfermedades. A lo largo de esta historia se aprecian el futuro apocalíptico de México y un intento anarquista por derrocar a las grandes compañías farmacéuticas.

Mi novela está en la etapa de búsqueda, debo encontrar a un lector que pueda brindarme consejos y correcciones de estilo, además de la decisión de meter mi obra a concurso o buscar una editorial que se anime a publicarme. No cuento con dinero para impresión, pero estoy seguro que mi escritura es valiente y atractiva para el lector. Les dejo un par de párrafos a leer.

Esta es la historia de un hombre que nació con exceso de alma. Nació en una pelea. Hace treinta y dos años, en la última frontera del país, en un suelo de lodo y paredes de aluminio reforzado existían hombres y mujeres que eran víctimas de las drogas que proveía el país mayor. Los efectos secundarios los obligaban a comerse entre ellos como verdaderos caníbales, eran los agachados de todo México. Entre la tierra azarosa, caliente caliente, un bebé nació entre dos fieras que día a día se cogían y tragaban. El bebé nació justo cuando la madre y el padre se asesinaron mutuamente seguidos de un orgasmo.

La ciudad dentro de otra ciudad. Entre los edificios de Mario Pani, entre su locura arquitectónica que prometía progreso y verdaderamente fue miseria, un hombre yace respirando con suma dificultad, esa bestia se aferraba a vivir. Le pedía a Dios que lo ayudara, le decía las cosas más nobles y sinceras que cualquier creyente pudiera expresar. “Dios, aún debo luchar. Dios, con estas balas que nunca fallan hazme luchar, quiero protegerlos, quiero proteger su memoria. Dios, recuerda mi nombre en la lluvia.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Escrituras de un presente futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s