La Heteromáquina y el poder de los privilegiados

bleach-5073919

(Imagen del manga Bleach: Gigi le reclama a su marioneta zombie).

En el aire que respiramos, en la memoria, en cualquier rincón que evoca su palabra estará para salvaguardar las tradiciones de nuestra especie. Nosotros la inventamos el día que la pureza de nuestras familias corría peligro. El futuro nos dio un poder, y ese poder será usado en contra de todos los contaminados. He aquí, el secreto más cuidado del hombre para el hombre, mira con tus ojos el templo de nuestra sabiduría. La Heteromáquina… 2???

 

La Heteromáquina es la combinación de instituciones dedicadas a la clasificación de homosexualidades en sus distintas manifestaciones sexo/identidarias. Parte de sus actividades es catalogar los deseos y perversiones (los más básicos y puros, hasta los más temidos por la sociedad) las capacidades de exploración sexual, formas de ligadura, espacios de encuentro, formas de identificación, personalidad, actos de afeminamiento, psique, cosmovisión, todo un conjunto de acciones que deben ser eliminadas, suprimidas, sustraídas para reconvertirlos en heterosexuales. La Heteromáquina tiene el pensamiento primitivo/primario; todos nacemos heterosexuales. Si partimos desde la idea que la heterosexualidad es una naturaleza biológica, esta idea cerrará las posibilidades sobre un nacer homosexual, de hecho, más que una enfermedad, es una imperfección similar al de la ortopedia que trata sobre la corrección y el mantenimiento de la buena postura, en este caso, pensaríamos en la buena sexualidad o la única permitida por la estructura religiosa, ser heterosexual. Foucault plantea la ortopedia como un arte celular en el cual, personas deformes pueden caminar en rectitud, pero sobre todo, la necesidad de mantener y proteger la homogeneidad de los habitantes se ha convertido en todo un reto socio-técnico que las instituciones médicas, psiquiátricas, educativas, militares, carcelarias y otras estructuras que pondrán en operación una biopolítica sobre el cuerpo, mente, espíritu a través de diversos elementos que puedan docilisar al sujeto.

 

Durante años, los hombres lucharon por encontrar la cura a la homosexualidad con rotundos fracasos. No importaba que técnica, sustancia o rito se usara, ninguno era capaz de lograr una reversión. Con el fin de promover una cura, algunos científicos optaron por la transición del cuerpo. “Sí su alma se aferra a amar a su igual, entonces vamos a convertirlo en su contrario”. Pero el transexual seguía siendo corrupto al ser incompleto y no amar a su contrario, entonces, la heterosexualidad sufrió una melancolía del olvido.

 

Con el paso del tiempo, las lamentaciones se acumularon. Hubo lágrimas que pedían un regreso de la heterosexualidad, el mundo se estaba retorcionando.  Las familias restantes decidieron crear una máquina que tuviera el poder de regresar y otorgar la heterosexualidad. Tardaron años. Muchos murieron y una guerra se liberó para destruir semejante objeto. Los homosexuales acabaron con más de veinte millones de habitantes, pero fallaron en su intento. La Heteromáquina había dado a luz un bebé 100% heterosexual.

 

Sí un homosexual entraba en la máquina se convertía automáticamente en heterosexual, si se resistía y aferraba a su deseo impuro, moría. La Hetermáquina tenía vida propia y sobre su propia conciencia desató un genocidio en masa. El arma más peligrosa de los heterosexuales necesitaba ser controlada. 3 hombres se convirtieron en los únicos capaces de invocar semejante artillería. El primero de ellos es conocido como el Duque Paranoia, el uno sujeto capaz de detectar la homosexualidad en las personas. El segundo privilegiado es aquel que posea el gen de la palabra “Poder”. El tercero era aquel que posea el gen de “Michel Foucault”, Primer testigo y creador de la Heteromáquina.

 

La Heteromáquina fue enterrada en el centro de la tierra para evitar que termine con la propia humanidad, y es que nadie está exento de ser homosexual, incluso sin amar a un igual, existen formas de homosexualidad en el ser. Después de diez millones de muertes humanas sólo un sujeto ha sobrevivido a la Heteromáquina, es aquel poseedor del gen de la palabra “Deber”.

 

Mientras tanto, el hijo nacido de la heterosexualidad pura es el actual capitán de guerra.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s