Narcotráfico rosa, putos drogadictos y su criminalidad en la historia mexicana

El jueves 10 de marzo se celebró el II Coloquio de Letras Diversas por parte del seminario de literatura lésbica-gay en la facultad de Filosofía y letras. El texto original sufrido una suerte de cambios (en agregar o reducir) que ayude a un mayor entendimiento y trabajo como parte de las investigaciones realizadas en 2016.

1524617_1007940392613620_4879484016865038238_n

Obertura. La canción invisible de la bestia frágil

0

El día y la noche son similares ante los ojos de los adictos… Toda hora representa dos cosas, aplicar otra dosis o volar. Los adictos están en otro plano, pertenecen a mundos no encontrados, con colores distintos, sentidos alternos; características especialmente diseñadas para las dimensiones narcóticas, son una serie de animales futuristas que viajan a través de las calles, de las sombras mismas. Algunos son llamados los gurús del tiempo, otros son etiquetados bajos las sombras del Malandraco, en la noche y en el día somos los dueños de esta locura… Somos, los Cocaine Kids.

1

Marri está nervioso, es la primera prueba que tiene que librar para convertirse en uno de los soldados más leales de La Organización. Hace un mes, llegó un comerciante de perfumes al altar de una Santa Muerte en las raíces más cordiales de Tepito. La protectora de altar, una fémina adulta con un mechón canoso que imponía una seguridad misma. Estaba confeccionando un vestido para la Niña Blanca. El comerciante se le acercó discretamente, éste le susurró al odio “Conéctame con la muerte”. La mujer le preguntó: ¿Por qué? La respuesta fue adecuada para estas leyes. Porque las mujeres son las puertas, las parteras, las que nos lloran cuando morimos, son las únicas que dialogan con la muerte y conocen todos sus secretos. Tal cual Mama-santa que protege a sus Latin Kids, la guardiana de la Muerte pidió una ofrenda para su niña que consta de comida, amuletos, veladoras, semillas, flores blancas y rojas, todo puesto en una enorme charola, y hasta el fondo de ésta, unos 5 mil pesos.

La otra semana llegó la ofrenda y la guardiana conectó al comerciante con el líder de los Cocaine Kids. El Niño Kimbaya no hace trabajos menores, los costos dependen del sujeto, siendo pagos desde 2 mil pesos hasta grandes sumas por conectar con la muerte, por bendecir la mano que apunta y dispara, por alcanzar la funesta victoria del trabajo deseado.

Es el turno de Marri. En silencio le reza a San Judas, sabe que el karma le ha dado en número 7, sus seis generaciones pasadas en menos de 50 años han procreado la fuerza delictivita del barrio, cuidados por niñas cuidadas por otras niñas producto de rápidos embarazos. Marri inhala soda, recupera la estabilidad, se levanta, se mira al espejo, ¿qué es lo que miran sus dilatadas y encantadoras pupilas? Su tatuaje con alas y estrellas, su abdomen marcado que al fin puede presumir en las aplicaciones de ligue. Toma su escuadra, se pone su playera blanca y se va a cumplir la prueba más grande de su vida, conectar con su primer muerto.

Llega la noche, un sujeto muere de dos tiros, uno en el área inferior derecha del estómago, el segundo en la frente. Marri cumplió su objetivo y regresa con mil pesos para festejar, para ser un soldado que sirva a la Narcopatria. En las sombras del barrio se va con su amante clandestino, La Cholis (un travesti que aspira a ser trans, pero la ñonga, la parrada y la coca es su cruz que le impide ahorrar dinero para su operación). Se van en chinga al hotel Guadalajara ubicado a una cuadra del metro Garibaldi, con una botella de Buchanan’s, dos botellones de Canada Dry, hielos, un par de condones Prudence de la farmacia de don Pepe (a cinco pesos cada condón) y la crema de manos que usa la Chola para humectar sus partes íntimas y cien pesos de Mota serian la noche más placentera.

Marri es uno de tantos matoncillos que habitan en el barrio, no le temen conectar con la muerte, temen ser descubiertos bajo los brazos de otro hombre, de saber que ellos también pueden llorar, también pueden llegar a amar.

Narcotráfico Rosa

Para definir el término Narcotráfico rosa se debe reflexionar sobre otra palabra. El Tráfico/Tránsito tiene significados similares. El primer significado es el flujo de transportes y personas en determinadas calles, este puede ser lento o rápido. Por parte de la palabra Tránsito de la raíz Transitus, de un léxico Trans, es el paso de un lugar a otro en la vía pública, es decir, no pertenece al terreno de lo privado. Por otra parte, Tráfico se le asigna una palabra indispensable para su lógica; Trafagar (andar o errar [movimiento por sentido o sin sentido, o una dislocación del pensamiento] por varios países). También Tráfico es la negociación y comercialización un producto o servicio.

Antes de traficar narcóticos, el homosexual tuvo que traficar algo más que productos o servicios. Pensando que también es ilegal la música, las ideologías, las modas, tendencias y otras culturas, el sujeto LGBT creo una estabilidad contracultural. Racionero en su texto Filosofías del Unnderground explica que el termino contracultura no existe como un agente destructor que se dedica a luchar contra la Bio-cultura, más bien ésta palabra sirve como un contrapeso que intenta equilibrar los pensamientos latinoamericanos, occidentales u orientales. Al no crear contra cultura lo que se está creando una desobediencia civil a partir de lo ilegal. Un ejemplo es la palabra homosexual que es legal y desarrollada como una medida de control, en el libro de Rodrigo Laguarda, Ser gay en la ciudad de México. Lucha de las representaciones y apropiación de una identidad, 1968-1982, explica que la palabra “Gay” llego a México como un cambio estructural que se va infiltrando hasta convertirse en un elemento social. Traficar una ideología se ha convertido en una medida ilegal  que nuestro sistema al principio se opuso y resistió. Actualmente otro ejemplo estas construcciones de hablan sobre las identidades Queer presentes en este transitar cotidiano.

Por una parte el Narcotráfico rosa es la integración del sujeto LGBT al mundo de las drogas y el crimen explicando el papel que ocupan dentro de este fenómeno que ha desatado una guerra en México y gran parte de los países. El Narcotránsito sería la evolución cualitativa del sujeto gay frente a la historia de las drogas y la historia de la farmacología.

El Narcotráfico Rosa es una categoría del Narcotráfico común que se nos presenta como un Necromercado. Creemos que el color negro absorbe todas las frecuencias, eliminando las posibilidades de que otro tono se integre al juego, pero si desfragmentamos esta teoría física, la integración gay es tan clara y visible que las mismas estructuras criminales comienzan a perder su peso predador. Ahora el trono no sólo está a cargo del Macho, del Patriarca, Sicario, Heterosexual; esta bestia frágil no puede recuperar sus cimientos, es momento que otras identidades tomen el control del crimen y comiencen una nueva historia.

Datos culturales

El narcotráfico piensa que ha ganado, que cada día hay más consumidores y es inevitable una legalización. El narcotráfico piensa que la violencia es el medio para infundir y expandir su territorialidad, que es normal ver la sangre de forma natural. El narcotráfico aplaude el hecho de que cada vez haya más jóvenes dispuestos a enfilarse en sus tropas. Pero lo que desconoce, es que el narcotráfico está en su momento más vulnerable. Lo que no sabe es que se encuentra en la apoca donde puede seguir subsistiendo a base de vidas o desaparecer si tomamos una decisión de erradicar con esta institución.

Es por ello que gracias a todos los errores (puntos frágiles nacidos de una guerra salvaje y llena de ignorancias sentimentales) y acceso a la información libre, decido entrar al juego y crear una propia investigación en la fecha de que habita mi cuerpo científico (2105-∞), de presentar la historia del narcotráfico H-LGBTTTI-Q dentro de las realidades que el género de igual manera ha denegado.

El Chapo Guzmán se ha convertido en una figura heroica que se ha sobrepuesto y dejado en ridículo las capacidades del gobierno y sus sistemas de seguridad, a través de su reciente captura, pone en evidencia dos aspectos: la narcomoda a través de la ropa y el faloempoderamiento de nuestra sociedad machista. Por una parte las camisas florales que utilizaba fueron puestas en venta generando ganancias monstruosas, por el otro diversos medios comunicación gay hacían alabanzas de su “bulto” que aludía a un grande pene lo cual hace atractivo a un líder criminal.

Joaquin El Chapo Guzman

Héctor Beltrán Leyva al tomar el poder en 2010. Renombra su organización como el Cartel de Pacífico Sur. Su tendencia homosexual tuvo repercusiones en el cartel. La supuesta relación con el cantante de música grupera Sergio Vega, El Shaka provocó que fuera asesinado por un ataque de celos. Otra de los personajes, La Barbie, también ha quedado en disputa su supuesta bisexualidad y relaciones con personas trans, sumados a esta la narcomoda con la camisa Polo al momento de ser capturado.

beltran_2

Broly Banderas fue conocido como uno de los narcos más famosos de México. Él trabajaba para los Caballeros Templarios. El comenzó a escapar del terreno clandestino para documentar como una Facestar su trabajo a la hora de extorsionar, secuestrar, torturar, asesinar entre otras imágenes atroces del crimen. Sus fotos también presentaban el estilo de vida que un sicario podía darse, desde borracheras, compras y excesos sexuales. Muchos insisten sobre su homosexualidad, aunque en una entrevista hecha por diversas redes, asegura tener una esposa muy gastalona, a pesar de esas declaraciones existen fotografías donde aparece con hombres y travestis.

image_1+111

El mundo gay y su relación con las drogas

Es innegable no dejar de pensar en la existencia de drogas y una cultura del desequilibro en la comunidad gay. Desde el primer momento en el que se ingresa existe una fuerte relación, incluso en la construcción de jergas y argots se presentan figuras que se disputan su identidad con las drogas.

Dulceros.- El término dulcero nace a partir del uso de drogas compactas y su uso estético que escapa de la estorbosidad de drogas que puedan provocar malos olores y operaciones tardías. El sistema en el que ellos se mueven son antros gays, espacios clandestinos como hoteles, parques, saunas, playas, universidades públicas, y las aplicaciones digitales de ligue. Otra de las situaciones es la prostitución como estrategia erótica en la cual logran obtener doble pago.

Musculocas.- El uso excesivo de anabólicos y su relación entre salud/desalud es muy evidente en las fiestas de música electrónica o fiestas en playas o carnavales. Por un lado están constantemente obsesionados por tener un cuidado en el cuerpo, por el otro se están relacionando constantemente en fiestas nocturnas donde usan tachas, cristales, ácidos, cocaína, cualquier droga que los acelere, que les de éxtasis y los haga deshidratarse o sufrir catabolismo (que es su mayor miedo porque pierden masa muscular). Además su constante histeria y ataques de ira por someterse a ciclos ilegales donde sus químicas internas se ven afectadas radicalmente.

Modernas.- Al igual que las Party Monster, esta figura de un gay que es inter, que tiene acceso a todos los excesos que cualquier sujeto local o extranjero desee es como se presentan en México. Desde la figura de un videoblogger, dj, cantante, figura pública que está en “proo” de una construcción de un mundo gay. Sus relaciones abren espacios a todo tipo de personas, incluyendo vendedores de drogas, actores porno extranjeros, Drag Queens, cantantes, figuras pop de una ideología fast-fod.

Barebacks.- Existen dos formas en las cuales las personas infectadas con Sida deciden ejercer un narcotransito. El primero de ellos es el uso de drogas como un atrayente, una forma de lograr tener relaciones a pelo (sin condón) para infectar y seguir reproduciendo la cadena infecciona. La segunda modalidad esta en vender sus tratamientos para obtener dinero. Cabe mencionar que muchos infectados están revelándose contra los sistemas gubernamentales y médicos negando el uso de tratamientos y la explotación de sus cuerpos como armas bélicas dedicadas a mantener el Sida.

La cultura también adopta las drogas incluso de forma positiva, porque estas brindan toda una suerte de características que abren puertas del mundo gay. Las modas en la ropa, los peinados, el look o incluso la adopción de conceptos para proyectos ha sido toda transformación que carece de crítica porque como homosexuales estamos atrapados en esta circularidad de violencia. Desde ir al Marra y ver a Rita Malverde hacer sus performances, hasta el hecho de comenzar a vender drogas en las apps de ligue se ha convertido en nuestra realidad narcótica LGBT…

 

Anuncios

2 pensamientos en “Narcotráfico rosa, putos drogadictos y su criminalidad en la historia mexicana

  1. jejeje no somos un lado nulnerable de la sociedad creo que somos unos demonios con disfras de angel me gusto mucho el articulo la verdad me engancho podrian desirme si hay mas de esto jejeeeeee para leer heeee

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s