En conferencia con Alejandro Almazán. El periodismo alterado

El 8 de agosto de 2015 dentro del Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT), la llegada del periodista mexicano Alejandro Almazán provocó diversas reflexiones sobre el periodismo que se vive actualmente tras los sucesos de violencia e impunidad que han dejado una terrible fractura en la sociedad, casos como los 43 desaparecidos de Iguala, las muertas de Juárez, la impunidad tras los asesinatos de diversos periodistas, entre ellos, el más reciente caso del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril.

tumblr_nr4xbnKvIi1qkngcxo1_500

  Almazán comenzó a hablar de la tradición oral como una de nuestras riquezas culturales, Anteriormente la armonía del barrio y la convivencia vecinal para llegar a acuerdos y beneficios que apoyen sus habitantes se han ido perdiendo debido a que las tradiciones cambian con los nuevos modelos liberales, la interacción humana cada día se va perdiendo. Esta realidad cada día se acerca más a las ideas de Spike Jonze donde la interacción misma se reducirá a un software que nos alimente el alma.

images (1)

  “El periodismo es un acto de fe”. Almazán con una sonrisa sincera y toda su fragilidad a flor de piel nos habló de su transición de vida. Una historia llena de desgracias, malos tragos, pero sabrosos episodios, la búsqueda constante del sentido, la superación y los momentos donde todos podemos cabalgar a nuestros demonios “Yo vengo de la violencia, por eso escribo historias que nadie considera reales, pero si ellos me acompañaran se darían cuenta que son más reales de lo que podemos imaginar”.

  “Cada momento de la vida es aburrida, debemos aprender a buscar los momentos invisibles, sacar lo increíble de lo común”. Con ejemplos y situaciones de vida nos mostró lo extraordinario de lo ordinario donde una simple aplicación de ligue puede ser sentido de una persona, donde la voz en off de un vendedor de remedios naturistas ha sido el médico de medio país, donde dejar el cigarro es más duro que superar la pérdida del amor “Yo saco lo peor de la vida, porque si me dedicara a sacar lo mejor todo el tiempo como Paulo Coelho, la vida sería de hueva, pero también hay historias que están fuera de tanta violencia”.

Sobre la importancia del periodismo en nuestro país.

  El periodismo se ha convertido en uno de los medios vitales para entender la situación actual del mundo. En el caso de la crónica, es explicar la realidad a quemarropa sin  recurrir a lo científico, una crónica que te haga buscar términos no es crónica. Las historias de Almazán han superado la ficción y la realidad misma donde podemos encontrar un mundo de excesos inimaginables donde la llegada de l@s artistas de la muerte han erotizado a los asesinatos con lujo y elegancia, donde un Buchón invierte fortunas para cogerse a morritas lindas. Mundos donde un policía le dice a un periodista que después de hacer su nota sobre prostitución infantil en Acapulco, tiene permiso de cogerse a la niña. la historia de caníbal al que todos culpan como un ser nacido de la maldad, víctima del machismo, siempre torturado y violado, su clímax; es comerse a su pareja gay por no darle sus pesos. Lujos tan extraños donde los narcos han fundado una tienda de calzones Calvin Klein, porque son los que les gustan a sus novias (y novios), les dan vitalidad y poder “El país se ha convertido en una nota roja”.

  “En las escuelas, el periodismo no está en los medios” la crítica a las instituciones académicas que no enseñan periodismo se dedican a limitar la escritura a través de teorías y ejercicios que no dan sentido a un mundo verdadero, porque la vida no es una teoría. Almazán menciona a un grupo de periodistas de su generación y otras pasadas que al igual critican la academia por sus formalismos e ideas de lo que debe ser un periodismo correcto, como periodistas, no creyeron que ellos debían cubrir una guerra en su propio país, pero la lucha del escritor es interna, el mismo se forja desde su genialidad o con la ayuda de su consumo, es necesario leer mucho para poder escribir y las escuelas no enseñan a leer. Otra de las críticas se basa en la responsabilidad de las palabras, ya que el periodista es responsable de ellas, el ejemplo se encuentra en los nuevos medios digitales que solo crean notas Fastfood, más cortas y directas, este “Periodismo Alterado” término propuesto por Almazán es la nueva forma de información para nuestras generaciones, claro, sigue existiendo el periodismo más detallado, pero cada palabra ahora tiene más peso y valor.

   Al final, Alejandro dice que la mejor forma de hacer periodismo es brindando esperanza, que la esperanza en el periodismo es un acto de fe, tan similar como estos sicarios que bendicen sus balas para no fallar, las notas, las crónicas, no deben fallar, por eso este escritor sigue hablando de la violencia de nuestro país.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s