Amo a Roberta y las otras chicas del montón

IMG_8828

Este jueves a las 8pm llegué muy emocionado porque vería la obra titulada: Roberta y las otras chicas del montón. Las expectativas que tenía sobre el tema de los estereotipos femeninos cambio completamente desde el ingreso, cabe mencionar que el foro A Poco No, es un pequeño teatro cabaret muy elegante donde algunos amigos me han insistido asistir por razones de temáticas en torno a la comunidad lésbico-gay. Desde la iluminación que me encanto (y en obras anteriores), el tratamiento del audio y todos los requerimientos técnicos muy bien ejecutados. Comenzó la obra con una pequeña animación al estilo Disney, las risas fueron la primera impresión del público que quedo demasiado cautivo.

La emoción de sentir libertad de reír, poder ser un espectador participante que no pretende y no posa ante una situación sobre los estereotipos de mujeres y se vale decirlo, algunos homosexuales que se ilusionan con una rola pop y esperan al príncipe azul como Roberta y esas chicas que nos hablan de lo que esperan de la vida o lo que la vida les impone desde su identidad.

La primera chica representa el mundo impuesto, de lo que una mujer debe hacer porque se lo imponen a la de ahuevo, y es súper gacho que el discurso este apegado a la realidad de muchas chicas y chicos. Incluso yo he soñado con mi príncipe azul, rosa, o mexicano, pero ver reflejada esa frustración a la cual estamos expuestos nos hace repensar si realmente queremos ese tipo de amor.

La segunda chica nos hace una reflexión sobre la figura de la chacha y su estilo de vida guapachoso producto de los medios de comunicación y el arquetipo. Lavar, planchar, barrer, parchar, ser bonita es un trabajo difícil y por si fuera poco, te toca cargar con todo el racismo.

La tercera chica es la clásica persona entusiasmada por un futuro mejor fuera del país, ya saben: “El progreso está en el pene gringo”, aquel viaje prometido a la frontera de manera legal y sus frustración que nos hace sentir mal de lo culero que es el sistema burocrático.

Roberta nos da una moraleja, o más que moraleja es un pensamiento sobre lo que esperamos de la vida y se convierte en otra cosa, esos sueños son otro ideales, cabe mencionar que este tipo de puestas en escena destruyen por completo muchas de las ideas sobre el embrutecimiento, me atrevo a decir que Jacques Rancière le hizo falta ver este más obras de género para salir al mundo y quebrar esos estereotipos.

Todos los jueves a las 8.30pm en República de Cuba (o de puta, je) núm. 49, pueden ir y deleitarse con esta gran obra. No falten.

Galería de fotos

IMG_8802 IMG_8815 IMG_8827 IMG_8828 IMG_8832 IMG_8833 IMG_8864 IMG_8885 IMG_8889 IMG_8910 IMG_8926 IMG_8927 IMG_8930 IMG_8956

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s